Actualidad

El Congreso aprueba la primera Ley de Extranjería pactada entre PP y PSOE

Más del 95 por ciento de la Cámara Baja respaldó ayer la nueva norma, que fue aprobada con los votos del Coalición Canaria, PSOE y PP. El ministro del Interior indicó que los "dos pivotes de la política inmigratoria son facilitar la inmigración legal y combatir la ilegal de forma muy contundente".
EL DÍA/EFE, Madrid
3/oct/03 14:14 PM
Edición impresa

El diputado de PP, Alfonso Soriano, declaró ayer que el consenso "resulta tranquilizador para todos". Dijo que el PSOE "se ha dado cuenta de que la cuestión papeles para todos no es posible, desgraciadamente". En su opinión, "con esta reforma se garantiza la dignidad de las personas, que debe de estar por encima de todo, y al mismo tiempo se establecen unas limitaciones con el fin de que haya un control y una regulación por parte de los inmigrantes.

Por su parte, el diputado de CC, Luis Mardones, exigió ayer al ministro del Interior, Ángel Acebes, "sobre todo en las Islas de Lanzarote y Fuerteventura, todos los medios técnicos y humanos, a través de las fuerzas de seguridad del Estado, desde los centros de recogida de inmigrantes, helicópteros y los radares para detectar el arribo de pateras con el fin de disuadir a las mafias marroquíes". Puntualizó que su grupo ofrece a los ministerios de Interior y de Trabajo un instrumento para que ese programa se pueda llevar sin situaciones indeseables.

La portavoz socialista en el Congreso, Consuelo Rumí, expresó su satisfacción por el acuerdo alcanzado. Rumí considera que con ello se da un paso adelante en política de inmigración y "nos alejamos de la confrontación y el partidismo", indicó Rumí.

El ministro del Interior, Ángel Acebes, valoró ayer el amplio apoyo del Pleno del Congreso, superior "al 95 por ciento", a la reforma de la Ley de Extranjería, que contó con el respaldo de los diputados del PSOE, CC y PP, la abstención de CiU y el rechazo del resto de los grupos parlamentarios.

Acebes subrayó que los "dos pivotes" de la política migratoria son facilitar la inmigración legal y combatir la irregular "de forma muy contundente".

En este contexto, informó de que en lo que va de año se han repatriado a 70.000 inmigrantes que accedieron irregularmente al país y desarticulado 500 redes mafiosas dedicadas al tráfico de seres humanos.

Tras la aprobación ayer en el Congreso de la tercera reforma de Ley de Extranjería en esta legislatura, el proyecto será remitido al Senado, y en caso de no haber ninguna modificación durante este trámite será innecesaria su devolución a la Cámara Baja.

Su entrada en vigor se prevé para enero próximo y la aplicación de su reglamento -cuyo desarrollo está "muy avanzado"-, se producirá poco después, explicó Acebes.

El dictamen del proyecto de ley fue aprobado ayer por 254 votos a favor, 14 en contra y doce abstenciones, mientras que la totalidad de las enmiendas que mantuvieron vivas Grupo Mixto, Coalición Canaria, PNV, IU y CiU resultaron rechazadas.

Durante el debate en el pleno, el portavoz de IU, Felipe Alcaraz, consideró que España "pierde hoy la oportunidad de responder con coraje democrático" al fenómeno de la inmigración y ha optado por una política "represiva, policial y de xenofobia preventiva".

El representante de CiU, Carles Campuzano, se esmeró en justificar la polémica abstención de su grupo, que hasta ahora había venido apoyando con matices menores la política de Extranjería del Ministerio del Interior y cuya negativa a respaldar el anteproyecto ha sido interpretada por los responsables del PP y PSOE en clave "electoralista". Campuzano, sin embargo, explicó que la ruptura definitiva de los catalanes con el Gobierno en cuestiones de inmigración viene provocada por la visión "centralista" del Ejecutivo.

Por otra parte, activistas de SOS Racismo lanzaron ayer octavillas de protesta al hemiciclo del Congreso durante la votación del proyecto de reforma de la Ley de Extranjería, donde pedían a los diputados oponerse a la ley por entender que fomenta la inmigración ilegal, aumenta la xenofobia y limita los derechos del inmigrantes.