Canarias
MANUEL HERMOSO ROJAS EX PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE CANARIAS

"Al dejar la política te quitas una coraza"

Manuel Hermoso reconoce en esta entrevista que con el paso de los años y después de haber abandonado la primera línea de la política canaria se ha vuelto más emotivo, más sensible. Desde esa perspectiva analiza los años que fue alcalde de Santa Cruz y al frente del Gobierno autónomo. En total dos décadas.
JORGE ESPINEL, Tenerife
5/oct/03 16:37 PM
Edición impresa

Manuel Hermoso Rojas, ex presidente del Gobierno de Canarias, vino al mundo el 24 de julio de 1935, coincidiendo con el aniversario del nacimiento de Simón Bolívar (1783) y de Napoleón Bonaparte (1804). A sus 68 años y después de dos décadas en la primera línea de la política canaria, donde afirma que fue actor, director y guionista, se mantiene en un segundo plano, en el papel de "pensador". Por ello, a la hora de mantener esta entrevista, pone como condición no hablar de política, pues al estar fuera de ella no maneja toda la información que se necesitaría para opinar sobre ciertos temas.

?Cuatro años después de dejar las mieles del poder, ¿no ha tenido en algún momento la tentación de volver?

?Ni uno, pero ni un minuto. Aunque sea una frase hecha, es muy expresiva: No lamento ni un minuto de los 20 años que estuve y mira que fueron duros, y muy duros, pero igual que digo eso, puedo afirmar claramente que después que lo dejé, no he lamentado ni un minuto haberlo hecho.

?¿A qué se dedica ahora?

?He vuelto a mi actividad empresarial. Después de 20 años en política, doce como alcalde y ocho en el Gobierno ?uno y medio como vicepresidente y el resto como presidente?, que han sido admirables, una experiencia única, sin embargo tuve la suerte de tomar la decisión de retirarme a una edad, 64 años, en la que ciertamente no soy un niño, pero tengo la vitalidad suficiente como para recuperar parte de mi vida, hacer muchas cosas que hubiera hecho si no hubiera estado en política.

?¿No le quedó ninguna cosa por hacer durante esos 20 años?

?Sí, pero es que estoy viendo que precisamente las cosas que quedan por hacer son las que están intentando realizar aquellas personas que me ayudaron mientras yo estuve en política. Muchas de ellas me las habían aconsejado ellos mismos, las habíamos comentado entre nosotros. Ellos me proponían y yo las capitalizaba, porque al final el que se lleva el protagonismo es el número uno, pero eran ideas surgidas de personas tan imaginativas como Miguel Zerolo o tan responsables y profundas como Adán Martín. Siempre he dicho que he aprendido más en la vida de la relación con las personas, los trabajadores, etc., que incluso en la escuela.

?¿También en la política?

?Sí y no sólo yo. Todos los que estuvieron conmigo íbamos por los barrios hablando con la gente, interesándonos por sus necesidades, por sus problemas y haciendo planes para resolverlos. Problemas que eran muchas veces denigrantes, porque las condiciones de la ciudad eran horribles, a pesar de que Santa Cruz siempre se caracterizó por tener unos magníficos y grandes alcaldes.

?Algún ejemplo concreto de las cosas que le quedaron sin hacer.

?Bueno, lo recordaba el otro día con motivo de la inauguración del Auditorio de Tenerife, un día que por cierto no conseguí dormir, porque fue enormemente emotivo. En el año 83, el programa con el que nos presentamos a las elecciones incluía ya el Parque Marítimo, el Auditorio y todas esas cosas que deberían ir allí y que, después, personas como Adán Martín, Ricardo Melchior y Miguel Zerolo impulsaron desde sus distintos puestos de responsabilidad.

?¿A qué se refiere cuando dice que fue un día muy emotivo?

?Uno, con la edad, sobre todo al dejar la política, pierde esa especie de coraza, de dureza, de protección frente a lo que son problemas y te vuelves mucho más emotivo. Aunque la sensibilidad nunca la pierdes, pero evidentemente queda protegida. Entonces, cuando vi que lo que habíamos escrito en el programa con el que nos presentamos a las elecciones de 1983, todos aquellos planes que habíamos establecido, discutido entre nosotros e intentado perfeccionar, se iban haciendo realidad... Hay una carta famosa, que salió el último día de campaña en EL DÍA , en la que un niño, veinte años después, va recorriendo Santa Cruz, desde lo que es el Lazareto, que era un estercolero, hasta San Andrés, describiendo lo que ve y lo que no. Ésta es una experiencia de la que se tienen que dar cuenta muchos políticos.

?¿En qué sentido?

?En que puedes tener una idea feliz, buena, interesante y te gustaría que en tres años estuviera hecha y pasado ese tiempo no lo está. En política, las cosas hay que verlas con una amplitud de tiempo, no tanto como 20 años, pero sí lo suficiente como para poder hacer comparaciones objetivas de cómo se estaba, cómo se está y cómo estaremos.

?¿Se arrepiente de algo de lo hecho en esos veinte años?

?Hay una cosa que siempre he dicho y repito, pero no tengo ningún inconveniente en volverla a recordar, que fue uno de los mayores patinazos de mi vida. Yo lideré en un momento dado la oposición a la Universidad de Las Palmas, encabece la manifestación en contra. Sin embargo, afortunadamente, se aprobó, y hoy es el día y siendo presidente tuve la oportunidad de verlo, en que puedo decirlo públicamente que ha sido el mayor error de mi vida haberme opuesto y la mayor virtud haberlo hecho, porque eso ha supuesto para Canarias, concebir al Archipiélago como una unidad, ha supuesto tener dos universidades con capacidad para que todo el mundo pueda ir o una masa crítica importante de la población canaria pueda estar en una o en otra, y un paso adelante importantísimo. Importantísimo en la construcción de un buen futuro para las Islas.

?Con la experiencia adquirida como empresario y como político, ¿cómo ve ahora mismo Canarias?

?Si prescindimos de la situación puntual y coyuntural de crisis como consecuencia del descenso turístico, etc., Canarias está pasando por un momento particularmente importante, dentro de lo que es el desarrollo de todo el contexto en el que se mueve el Archipiélago. Las Islas han dado un salto hacia adelante en estos últimos años muy importante para situarse como auténtica plataforma de negocios. De negocios, no solamente para sí misma, sino para su entorno y el de América. A nadie se le oculta, europeos, americanos, etc., etc., que el mercado africano es el más importante que está por desarrollar. Que estar en el mercado de cualquiera de los países todavía tiene ciertos riesgos y, sin embargo, estando en Canarias se está desde un sitio absolutamente europeo en lo que es formación, pero con un sentimiento de confraternidad con todos los países, sobre todo del Áfri-ca occidental y de América. Desde luego, creo que con el REF y la situación particularmente singularizada que tenemos en la UE, se están ofreciendo a las Islas unas posibilidades de futuro que si somos inteligentes y prudentes y lo hacemos bien, Canarias puede transformarse en una auténtica plataforma de encuentros y desarrollo.

?¿En qué sentido?

?De una forma real, si tenemos las infraestructuras y los empresarios necesarios, los apoyos del Estado y la UE y los afanes de Eu-ropa, América, EEUU, etc., Canarias es un punto clave en todo ese desarrollo. Eso va a permitir un de-sarrollo interno, pero, a su vez, una proyección. Como ahora se tiende mucho a decir, vamos a entrar en la globalización si además hemos conseguido una interglobalización entre África y las Islas.

?En los últimos meses ha vuelto a resurgir, sin embargo, el pleito, incluso algunos sectores plantean la doble autonomía.

?Cuando oigo algunas cosas de este tipo, pocas por suerte, me parece disparatado y pienso que qué pena que personas que son escuchadas y que son capaces de que sus mensajes puedan ser oídos en toda Canarias puedan transmitir un mensaje tan grotesco como ése. El otro día vi las declaraciones de un empresario de Las Palmas en un periódico de allá, en donde incluso hablaba de la necesidad de darle a la empresa una dimensión canaria. Me entusiasmo y le puse unas líneas: Ojalá todos, hasta los mismos empresarios, hablaran así. El canario tiene que perder su endogamia y universalizarse, porque su mercado, sus condiciones, su situación, son universales. Tenemos un historial de universalidad gracias a nuestros puertos de Las Palmas y Santa Cruz, y hemos pasado una etapa, absurda, grotesca, en donde se ha impuesto el insularismo, el provincialismo.

A la hora de analizar la situación actual de Coalición Canaria, Manuel Hermoso afirma que "como en todos los partidos ?el socialista, el popular? ha pasado y pasa por sus crisis, pues nosotros también, lógicamente, tenemos nuestros problemas, pero también tenemos nuestra capacidad de resolverlos y yo creo que se ha demostrado. No es una teoría, es una realidad que podemos mostrar. Ya van 10 años funcionando como CC y no ha sido fácil, indudablemente, ha sido difícil, pero lo hemos conseguido y, además, lo más importante es que todos, todos, tenemos vocación de que esto continúe". Sobre esta última cuestión reconoce que "evidentemente hay aquellos protagonistas individuales que quieren ser escritor, director y actor. Tenemos que saber que hay una organización donde unos actúan, otros dirigen y otros preparan el guión, y cada uno a lo suyo. A mí me toco en un mo-mento dado ser director, en otro momento ser actor y en otro momento pues me está tocando ser un poco pensador. Pero, bueno, yo estoy muy satisfecho de cumplir en cada momento lo mejor posible el papel que me corresponda". Preguntado por si la tarea que ahora desarrolla se ha visto fortalecida con la llegada de Adán Martín a la Presidencia del Gobierno de Canarias, apunta que "no, pues la labor de pensador cuando se está fuera de la política es limitada. No por pensar mucho piensas mejor cuando te faltan datos. Hacer política es mucho más serio que todo eso, es un trabajo enorme de conocimiento, información, etc.".

MANUEL HERMOSO ROJAS EX PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE CANARIAS