Islas
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
En riesgo naranja Tenerife, El Hierro, La Gomera y La Palma leer
ANÁLISIS DEL PADRÓN MUNICIPAL (Y 3) VALVERDE

VALVERDE, entre nieblas y sueños emigrados

Es la única capital de las Islas que no está situada en zona de costa, sino sobre una ladera de 700 metros de altura. El comportamiento demográfico del municipio acusa un crecimiento vegetativo deficitario y entre los extranjeros empadronados destacan los venezolanos y los alemanes, además de colombianos.
EL DÍA, S/C de Tenerife
5/oct/03 20:43 PM
Edición impresa

Valverde, un lugar que en tiempos anteriores a la conquista estaba ocupado por el asentamiento bimbache denominado Amoco, es la única capital de las Islas que no se localiza en la zona de costa, sino sobre una ladera de 700 metros a la que envuelve continuamente una densa niebla.

Desde que pasó a convertirse en dominio de los señores normandos, la Isla quedó integrada bajo la hegemonía del Condado de La Gomera, y el ayuntamiento lo constituía un alcalde mayor, doce regidores, alguacil, alférez y dos escribanos nombrados por el señor de la Isla, hasta que con la abolición de los derechos señoriales consiguió emanciparse del yugo feudal, no sin que antes se vivieran continuas revueltas protagonizadas por unos habitantes sometidos a la esclavitud de las cargas señoriales.

Con una economía orientada hacia el sector primario, Valverde padeció los vaivenes de las crisis cíclicas de los productos de exportación, la soledad del aislamiento, las continuas hambrunas y el proceso de la emigración.

Y si bien en los primeros años del siglo XX el conjunto de la Isla conoció un cierto despegue demográfico, llegando a alcanzar la cifra de 9.000 habitantes, los años siguientes representaron un fuerte descenso poblacional, producto del flujo de emigrantes que huyeron bien hacia Tenerife o con rumbo a los países americanos.

Lo cierto es que de 1991 a 2001, la población de El Hierro ha experimentado un crecimiento que roza el 40 por ciento, pasando de 7.162 a 10.002 habitantes.

En cuanto al municipio de Valverde, los vecinos se dispersan en numerosos caseríos. En su núcleo más habitado, la propia villa, es posible distinguir una trama urbana atravesada por dos arterias principales y numerosas callejuelas empinadas, que dan forma a la capital y centro administrativo y político de la Isla.

En el padrón de 2001, los nacidos en el municipio representaban el 55 por ciento de los vecinos, mientras los llegados de otros lugares del Archipiélago alcanzaban el 25 por ciento y los extranjeros suponían el 12.

En cuanto a los foráneos, las corrientes de emigrantes retornados cobran protagonismo en Valverde, que cuenta entre sus vecinos con 75 venezolanos y 10 cubanos, además de 61 alemanes y 35 colombianos. Los flujos procedentes de América suponen una constante, un aporte que ha sido en buena medida responsable del incremento de la tasa de natalidad en el primer semestre de 2003.

ANÁLISIS DEL PADRÓN MUNICIPAL (Y 3) VALVERDE