Tenerife

La rotura del Canal del Norte enturbia el agua en varias zonas

Las lluvias caídas el pasado sábado parecen ser el origen de la rotura de un tramo de la principal red de canalización del abasto de la Isla. Si bien el incidente no repercutió en la interrupción del suministro de agua, en zonas de Tacoronte, La Laguna y Santa Cruz salía del grifo con un aspecto "achocolatado".
EL DÍA, S/C de Tenerife
6/oct/03 12:21 PM
Edición impresa

La intensidad de lluvias caídas sobre el norte de la Isla parece ser la causa que originó que en la noche del pasado sábado se produjera la rotura del Canal del Norte, probablemente a consecuencia de algún desprendimiento, que no influyó en la interrupción del suministro, pero sí en que gran cantidad de tierra se precipitara a la red que supone el mayor caudal de agua del que se abastecen muchos municipios de la Isla.

Ayer, domingo, los efectos del incidente se empezaron a apreciar en algunas zonas de los términos municipales de Tacoronte, La Laguna y Santa Cruz, donde el agua llegaba a las casas muy turbia.

A pesar de este percance, la empresa mixta Teidagua, a través de sus operarios de averías, informaban a los abonados del alcance del mismo y les comentaban que, "a pesar del tono achocolatado del agua, ésta no representaba ningún riesgo o peligro" para el consumidor.

El aspecto oscuro que presentaba el líquido que salía de los grifos no se reprodujo, con carácter general, en los municipios mencionados, sino en algunas zonas concretas, ya que el suministro no se interrumpió en ningún momento del fin de semana pasado, pues según pudo saber EL DÍA, "se pudo mantener el servicio de abastecimiento a base de compaginar el caudal que provenía del canal afectado con el agua que se almacena en los depósitos existentes".

Asimismo, las fuentes consultadas señalaron que el agua fue sometida a un filtrado para eliminar las impurezas que se depositaron con motivo de la rotura del canal y que en esa labor se precisa de una atención que se prolongó por espacio de varias horas.

Ayer esta incidencia estaba plenamente reparada, según fuentes de la empresa Teidagua, aunque algunos abonados de la misma indicaban que a media tarde aún quedaban restos de tierra en el agua de abasto, fundamentalmente en las zonas más próximas a la zona de la avería, ya que a partir de La Laguna y a medida que el suministro discurría hacia la capital de la Isla ya se notaba menos presencia de elementos que enturbiaban el agua.

A pesar de los intentos de este periódico de contactar con algún responsable de la empresa Teidagua para que aclarara de manera oficial las causas y la manera de actuar en este contratiempo, no fue posible a lo largo de la tarde de ayer. No obstante, fuentes próximas a las labores de recuperación de suministro indicaron que la rotura se había subsanado y que durante la pasada noche se procedería a la depuración de las válvulas para retirar los restos de tierra que se depositaron en los mencionados filtros.

En todo caso, siempre según la versión de las fuentes consultadas, "a lo largo del día de hoy el suministro estará normalizado y la presencia de tierra en las conducciones será menos palpable que este fin de semana".