Actualidad

El Gobierno canario vulnera la ley de creación del Consejo Económico y Social

El informe anual del CES 2002-2003 recuerda en sus conclusiones que el Ejecutivo obvia la normativa al fijar los objetivos del Plan Integral de Empleo hasta el año 2006 sin consultarle y realiza una llamada de atención para que se agilicen las políticas públicas para generar puestos de trabajo.
EL DÍA, S/C de Tenerife
7/oct/03 14:14 PM
Edición impresa

El Gobierno de Canarias ha vulnerado en reiteradas ocasiones la Ley de creación del Consejo Económico y Social (CES) al obviar el parecer de este órgano a la hora de fijar los contenidos del II Plan Integral de Empleo de Canarias (PIEC) 2002-2006 y del Plan Estratégico de Empleo de Canarias para el mismo período, según se asevera en las conclusiones del informe anual 2002-2003.

El documento, presentado ayer por el presidente del CES de Canarias, José Luis Rivero Ceballos, y el presidente autonómico, Adán Martín, también realiza una llamada de atención al Ejecutivo para que "agilice" las políticas públicas a favor del empleo.

Se indica en las conclusiones que los retrasos en la aprobación del PIEC y del Plan Estratégico, que no se firmó hasta junio de 2003, "estrangulan las potencialidades canarias", a lo que hay que sumar la "dilatación" en la puesta en funcionamiento del Servicio Canario de Empleo.

En el informe se subraya que "el sistema de relaciones laborales en Canarias está basado, casi en su totalidad, sobre actividades económicas intensivas en trabajo de bajo coste y alta rotación de baja cualificación". De los datos reflejados, afirma, se deduce como consecuencia inmediata "la pésima calidad del empleo generado", tanto por la duración del contrato como por la cualificación requerida y su retribución.

Rivero Ceballos manifestó ayer que en los últimos años se ha registrado un "ritmo de crecimiento importante" en la creación de puestos de trabajo.

Expuso, no obstante, que el crecimiento del empleo en Canarias no puede compensar el aumento de la población activa.

La diferencia radica, según explicó el presidente del CES, en que en el último período de recesión que registraron las Islas, en la etapa 1989-1993, se destruía empleo, mientras que ahora la tasa de paro es moderada y se generan puestos de trabajo.

Recordó que "el récord" de paro registrado en Canarias en los últimos 40 años se produjo en 1993, cuando se superó el 28 por ciento de desempleo, y actualmente este porcentaje es del 11,31 por ciento.

Rivero también destacó que "otra cuestión distinta" es la de si se crean puestos de trabajo de calidad y con salarios equiparables a los del resto de España.

Las conclusiones, presentadas ayer, pertenecen al Informe anual del CES 2002-2003, aprobado por este órgano el pasado mes de junio y que hace referencia a la actividad del año pasado en diversos sectores económicos y sociales del Archipiélago.

El documento incluye además dos estudios monográficos que abordan el transporte y la planificación de los recursos medioambientales.