La Palma

La moción de censura hace alcalde de Garafía a Peñate (PP)

Cuatro meses después de las elecciones municipales, PP y AG han materializado la primera moción de censura de la legislatura en Canarias, mandando al socialista Abilio Reyes Medina a la oposición.
MAIKEL CHACÓN, Garafía
8/oct/03 20:51 PM
Edición impresa

PP y AG cumplieron ayer con lo anunciado y llevaron a cabo, durante un pleno multitudinario, pero respetuoso, la primera moción de censura que se materializa en toda Canarias y que coloca a Vi-cente Peñate al frente de la Alcaldía de Garafía, mandando a la oposición a Abilio Reyes y al resto de concejales socialistas. Para ello, el nuevo alcalde contó con los votos favorables de seis ediles, cuatro populares y dos de AG.

Poco más de cuatro meses desde el inicio de la legislatura han bastado para que el PP rompiera el acuerdo alcanzado con el PSC para buscar otra fórmula de Gobierno con AG, a pesar de las claras diferencias que los portavoces de am-bas formaciones decían mantener, tras las elecciones, con respecto a sus programas de gobierno. Ahora, explicó Peñate, "hemos visto que el municipio no llevaba un rumbo positivo y adecuado para los intereses de sus vecinos, por lo que se hacía necesario un rotundo cambio de gestión al frente del ayuntamiento".

El grave estado económico de las arcas municipales, la incapacidad para la gestión política y la falta de diálogo y participación del Gobierno de Reyes Medina fueron los principales argumentos expuestos ante el pleno por PP y AG para justificar el sentido de la moción de censura, motivos que para el PSC no están justificados y que esconden otro tipo de intereses partidistas.

Contención del gasto

Desde el nuevo equipo de go-bierno, el portavoz de AG, Miguel Calero, entiende que los informes económicos elaborados desde la propia Secretaría de la corporación no mienten. Éstos, afirmó, "desvelan una deuda bancaria de, aproximadamente, 1,5 millones de euros y un déficit del pasado ejercicio de 407.000 euros". Sin embargo, la interpretación de Re-yes Medina es que el déficit al que hace referencia el informe es de solo 17.000 euros, lo que deja claro que "no existe justificación económica para ejecutar una moción de censura".

Tras recoger el bastón de la Alcaldía, Vicente Peñate anunció que el nuevo grupo de gobierno de Garafía pondría en marcha una nueva política de contención del gasto, dejando claro que "los próximos años serán complicados desde el punto de vista presupuestario, ya que tendremos que hacer malabarismos para poder cubrir la deuda que soporta el ayuntamiento". En ese sentido, señaló que tanto el PP como AG cuentan con "un programa de actuaciones, empeño y un montón de ganas de trabajar para llevar a cabo una nueva gestión de los dineros públicos y fomentando el desarrollo económico, principalmente en el sector agrícola y ganadero, y social".

"Sin motivos convincentes"

Para Reyes Medina, la moción de censura es legítima, pero no moral ni ética, "porque no existen motivos convincentes, sino algunas razones particulares que no se han expuesto durante el debate". Lo más preocupante, añadió el concejal del PSC, es que "no ha habido ni una pincelada de atención para explicar la futura acción de gobierno, ni cómo se reparten y se gestionan las áreas, lo que deja claro que no habrá transparencia".

En cualquier caso, afirmó Reyes, "el PP ha mentido nuevamente sin dar tiempo material a iniciar la gestión municipal. Lo que ahora pretende es enterrar en cinco minutos los más de 5.000 millones de pesetas que se han gastado en los últimos 15 años en este ayuntamiento con un Gobierno socialista".