Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Ryanair recurrirá de inmediato el fallo de un juzgado de Santa Cruz de Tenerife leer

AIS anuncia un posible recurso contra la sentencia del cambio de ayuntamiento

La decisión de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, que anula el acuerdo plenario que justificó el cambio de sede del consistorio de la zona del casco a San José, ha molestado al equipo gobernante por ser filtrada a los medios antes de conocerla la corporación.
EL DÍA, S. Juan de la Rambla
9/oct/03 18:44 PM
Edición impresa

La historia reciente del municipio de San Juan de la Rambla vuelve a bullir después de que se conociera la sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) que anula el acuerdo plenario que aprobó el cambio de sede del ayuntamiento desde el casco al barrio de San José. Pese a los continuos intentos de este periódico, ayer resultó imposible contactar con el alcalde, Manuel Reyes (AIS); o el portavoz del gobierno, José Luis Martín, que se encuentra de vacaciones. Lo que sí obtuvimos fue una escueta y concisa declaración formal de fuentes del equipo gobernante que anuncian que estudiarán a fondo la resolución y, en caso de que sea posible, la recurrirán ante el Tribunal Supremo.

La sentencia no sólo cogió por sorpresa ayer al gobierno local, sino a la propia oposición socialista, que presentó el recurso contra el citado acuerdo plenario del 11 de abril de 2001 junto a la Asociación de Vecinos Rambla. De hecho, la portavoz socialista, Pilar Rodríguez, indicó que hoy sabría si cabe o no el recurso tras analizar la situación con sus asesores jurídicos. Según los distintos especialistas consultados por este periódico, y a falta de un mayor estudio del caso, todo apunta a que sí existe esa posibilidad, que podría suspender la aplicación de la sentencia y mantener, de momento, el ayuntamiento en San José.

En principio, el equipo gobernante tiene un plazo de diez días hábiles para anunciar formalmente la presentación del recurso, concretándolo después. La sentencia se dictó el pasado 30 de septiembre, pero aún no ha sido notificada al consistorio, por lo que el plazo comenzará desde ese momento.

Lo que sí hizo ayer el gobierno local mediante las citadas fuentes fue mostrar su malestar con el hecho de que la resolución de la sala se filtrara a la prensa antes de ser comunicada oficialmente al ayuntamiento. En caso de que no quepa el recurso en el Tribunal Supremo, el equipo que dirige Ma-nuel Reyes recalca que acatará la sentencia, "en línea con lo mantenido por nuestro grupo desde que se abrió el caso".

La sentencia da la razón al PSOE y a la entidad vecinal del casco por entender que el traslado del ayuntamiento supone un cambio implícito de capitalidad, lo que podría crear un precedente en España que sembraría el caos en los municipios ante situaciones si-milares, en las que una zona con mayor población o relevancia turística, como puede ser Los Cristianos (Arona), acabase acogiendo las casas consistoriales frente a la historia de esa localidad.

Pilar Rodríguez señaló ayer que si el gobierno recurre esta sentencia cometerá un error político insuperable y expresó su deseo de que la decisión del TSJC "traiga responsabilidad" al equipo de Reyes, "aunque me preocupa muchísimo que un sector del municipio sufra un vacío administrativo".

"Los miembros de la AIS han sido los pirómanos y ahora deben ejercer también como bomberos. Espero que actúen con seriedad y no con el estilo chafalmeja al que nos tienen acostumbrados, con hu-millaciones y atropellos a las personas que no comparten su opinión", sentenció.

El polémico traslado del consistorio ha agudizado en los últimos años la evidente división vecinal en el municipio.

La historia reciente del municipio de San Juan de la Rambla vuelve a bullir después de que se conociera la sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) que anula el acuerdo plenario que aprobó el cambio de sede del ayuntamiento desde el casco al barrio de San José. Pese a los continuos intentos de este periódico, ayer resultó imposible contactar con el alcalde, Manuel Reyes (AIS); o el portavoz del gobierno, José Luis Martín, que se encuentra de vacaciones. Lo que sí obtuvimos fue una escueta y concisa declaración formal de fuentes del equipo gobernante que anuncian que estudiarán a fondo la resolución y, en caso de que sea posible, la recurrirán ante el Tribunal Supremo.

La sentencia no sólo cogió por sorpresa ayer al gobierno local, sino a la propia oposición socialista, que presentó el recurso contra el citado acuerdo plenario del 11 de abril de 2001 junto a la Asociación de Vecinos Rambla. De hecho, la portavoz socialista, Pilar Rodríguez, indicó que hoy sabría si cabe o no el recurso tras analizar la situación con sus asesores jurídicos. Según los distintos especialistas consultados por este periódico, y a falta de un mayor estudio del caso, todo apunta a que sí existe esa posibilidad, que podría suspender la aplicación de la sentencia y mantener, de momento, el ayuntamiento en San José.

En principio, el equipo gobernante tiene un plazo de diez días hábiles para anunciar formalmente la presentación del recurso, concretándolo después. La sentencia se dictó el pasado 30 de septiembre, pero aún no ha sido notificada al consistorio, por lo que el plazo comenzará desde ese momento.

Lo que sí hizo ayer el gobierno local mediante las citadas fuentes fue mostrar su malestar con el hecho de que la resolución de la sala se filtrara a la prensa antes de ser comunicada oficialmente al ayuntamiento. En caso de que no quepa el recurso en el Tribunal Supremo, el equipo que dirige Ma-nuel Reyes recalca que acatará la sentencia, "en línea con lo mantenido por nuestro grupo desde que se abrió el caso".

La sentencia da la razón al PSOE y a la entidad vecinal del casco por entender que el traslado del ayuntamiento supone un cambio implícito de capitalidad, lo que podría crear un precedente en España que sembraría el caos en los municipios ante situaciones si-milares, en las que una zona con mayor población o relevancia turística, como puede ser Los Cristianos (Arona), acabase acogiendo las casas consistoriales frente a la historia de esa localidad.

Pilar Rodríguez señaló ayer que si el gobierno recurre esta sentencia cometerá un error político insuperable y expresó su deseo de que la decisión del TSJC "traiga responsabilidad" al equipo de Reyes, "aunque me preocupa muchísimo que un sector del municipio sufra un vacío administrativo".

"Los miembros de la AIS han sido los pirómanos y ahora deben ejercer también como bomberos. Espero que actúen con seriedad y no con el estilo chafalmeja al que nos tienen acostumbrados, con hu-millaciones y atropellos a las personas que no comparten su opinión", sentenció.

El polémico traslado del consistorio ha agudizado en los últimos años la evidente división vecinal en el municipio.

REACCIÓN

"Se ha hecho justicia"

La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de San Juan de la Rambla, Pilar Rodríguez, declaró ayer a EL DÍA que la sentencia del TSJC no le sorprende, "ya que sencillamente se ha hecho justicia ante una ilegalidad absoluta, de la que la Agrupación Independiente de San Juan de la Rambla (AIS) era plenamente consciente". La sentencia, a juicio de los socialistas, "está dentro de la lógica y el sentido común". En su opinión, si el TSJC hubiera dictaminado que el traslado del ayuntamiento a San José es legal, "se habría sentado un precedente gravísimo que permitiría a cualquier grupo de gobierno trasladar las Casas Consistoriales a su antojo". "Por coherencia política, la AIS debería acatar la sentencia, pero teniendo en cuenta cómo funciona este equipo de gobierno, los creo capaces de todo", indicó la edil del PSOE. Rodríguez, que tuvo conocimiento del dictamen del TSJC a través de los medios de comunicación, asegura que en el PSOE estaban convencidos de que se anularía el acuerdo plenario del traslado del consistorio de San Juan de la Rambla al barrio de San José, "porque somos conscientes de que las normas no pueden saltarse a la torera".