Dinero y Trabajo

700.000 autónomos mejorarán su protección social por enfermedad

El Gobierno aprobará hoy las normas con la mejora de prestaciones para el colectivo y con la subida de las cotizaciones que la reforma conlleva. A estas coberturas podrán acceder unos 3 millones de trabajadores por cuenta propia.
COLPISA, Madrid
10/oct/03 16:00 PM
Edición impresa

Unos 700.000 autónomos esperan mejorar sus retribuciones por incapacidad temporal y cobrar por enfermedad y accidente profesional a partir del 1 de enero de 2004, según los estudios realizados por la Federación Nacional (ATA) que agrupa a cerca de 70 organizaciones representativas de este colectivo de trabajadores.

Precisamente hoy el Consejo de Ministros dará luz verde a los decretos que, además de permitir que los autónomos disfruten de prestación por enfermedad y accidente profesional, adelantarán la cobertura por enfermedad común del decimoquinto al cuarto día. Las normas también reflejarán el incremento de las aportaciones a la Seguridad Social para acceder a las mejoras, subidas que serán de 1,5 puntos en el caso de la incapacidad temporal y de un 2 al 8% sobre la base de cotización para la siniestralidad laboral.

Las medidas afectarán a más de 3.000.000 trabajadores. En este total figuran contabilizados los 2,7 millones inscritos en el Régimen Especial de Autónomos; los 17.000 procedentes del Régimen Especial del Mar y los 300.000 del Régimen Especial Agrario. El coordinador de ATA, Lorenzo Amor, mantiene que en base a los índices laborales de 2002, existen unos 700.000 trabajadores autónomos que se beneficiarán de la reforma. Para el responsable de la Federación es importante que todos los autónomos aumenten sus cotizaciones para percibir mayor protección social. En la actualidad la cobertura de la enfermedad común es optativa para los autónomos, pero la disfrutan a partir del decimosexto día de la baja. Después del próximo 1 de enero se mantendrá el carácter voluntario de la prestación pero el trabajador contará con su cobertura a partir del cuarto día.

Ahora el autónomo paga obligatoriamente por contingencias comunes 26,5% de su base reguladora. El 80% del colectivo está sujeto a la base mínima de 740 euros, lo que supone una cuota de 204,9 euros. Los trabajadores que cuentan con la cobertura de la enfermedad común pagan 1,8 puntos más, a los que tendrán que añadir otros 1,5 puntos por la mejora. En consecuencia, la cotización adicional por tener cubierta la incapacidad temporal ascenderá a 3,3 puntos.

Respecto a los riesgos profesionales, la Seguridad Social aplicará a los autónomos la misma tabla que a los trabajadores del Régimen General, en la que las aportaciones varían en función de la peligrosidad de la actividad que desarrollan. La nueva prestación supondrá para el colectivo que ejerce su profesión por cuenta propia entre un 2% y un 8% sobre la base reguladora, tras agrupar todas las áreas de trabajo en siete grupos. Así, el primero, que incluye comercio, oficinas, etc., pagará la cuota más baja y el séptimo destinado a la extracción de minerales, construcción, transporte, industrias químicas, y similares, la más alta, es decir, el 8%.