Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
Un hombre hiere a su esposa con una escopeta y se entrega a la Guardia Civil leer

Jackson: "El coste de la Transición fue la negación de muchas verdades históricas"

El prestigioso hispanista norteamericano, que ofrece hoy una conferencia en el Puerto de la Cruz sobre la democracia española, sostiene que las tropas franquistas produjeron "muchas más muertes que los republicanos" durante la Guerra Civil y niega el supuesto caos reinante en la etapa de la II República.
R. SÁNCHEZ, Pto. de la Cruz
12/oct/03 20:26 PM
Edición impresa

El prestigioso hispanista Gabriel Jackson (Nueva York, 1921), considerado una autoridad mundial en el conocimiento de la II República y la Guerra Civil Española, declaró ayer en el Puerto de la Cruz que el coste de la transición a la democracia en España fue "la negación de muchas verdades históricas, que las familias de las víctimas de la represión tratan de sacar a la luz en la actualidad mediante la apertura de tumbas y la identificación de los represaliados".

"Durante la Transición española fue necesario silenciar algunas cosas para evitar un nuevo enfrentamiento, pero todas las negaciones o mentiras se pagan con el paso del tiempo, y creo que en la actualidad se está pagando ese silencio de la Transición", subrayó.

El autor de "Memoria de un historiador" indicó ayer, en alusión a la negativa del PP a condenar el golpe de estado de 1936, que "los conservadores tienen derecho a sus lealtades y si no quieren condenar la rebelión de Franco es que están pensando que había una justificación. La convivencia de la gente no depende de que exista una sola interpretación del pasado, sino de la determinación de no querer re-petir esos grandes errores en el futuro. Y considero que tanto la derecha como la izquierda españolas tienen clara la necesidad de que exista un gobierno civil con libertad política. Lo que no implica que sus versiones sobre lo que pasó hace 70 años estén muy enfrentadas. Aunque me parece que una tragedia como la Guerra Civil no volverá a repetirse en España".

"Franco no era mediocre"

Según Jackson, "Franco no era un mediocre y en alguna ocasión he dicho que podría haber sido un político civil de gran éxito. No era una persona con grandes visiones, pero tenía sentido de poder. En todo caso, resulta indiscutible que nadie puede gobernar un país durante 40 años si no tiene algunas capacidades".

"Los desmanes en la Guerra Civil no fueron equilibrados por ambos bandos -asegura-. Los franquistas produjeron muchas más muertes. En mi opinión, la distinción más importante y el elemento más trágico es que los desmanes de la izquierda fueron cometidos mayoritariamente por personas ignorantes. Fueron crímenes de pasiones cometidos sobre todo por los anarquistas; mientras que las tropas del general Franco protagonizaban crímenes políticos y tenían claro que había que eliminar a sus opositores. Esta conciencia es la que marca la diferencia fundamental".

En cuanto al número de víctimas de la contienda, Jackson destaca que los historiadores españoles no le han prestado atención hasta hace muy poco tiempo, "sobre todo por miedo". "A pesar de los años de democracia, ha existido temor al regreso de una dictadura. Últimamente, Julián Casanova y otros historiadores han comenzado a analizar, provincia por provincia, las listas de muertes durante la guerra, para tener una idea aproximada de la tragedia. Según los datos de las 23 provincias estudiadas hasta ahora, han llegado a la conclusión de que las tropas franquistas mataron al doble de personas que los republicanos", sentencia.

Jackson, que ofrece hoy, a las 19:30 horas, una conferencia en el Ayuntamiento portuense sobre la democracia española, recalca que quienes hablan del supuesto caos en la II República para justificar el golpe de estado de Franco "exageran mucho, ya que había desórdenes producidos por jóvenes de ambas tendencias políticas, pero no una situación que justificara la rebelión militar".