Dinero y Trabajo

CEOE-Tenerife revalida su apuesta por construir el puerto de Granadilla

Los empresarios se dirigirán en los próximos días a las máximas autoridades nacionales, autonómicas e insulares para pedir la ratificación de su compromiso definitivo para la puesta en marcha del proyecto, "con el fin de que Tenerife pueda tener el futuro económico que legítimamente se merece".
EL DÍA, S/C de Tenerife
12/oct/03 16:00 PM
Edición impresa

"En estos momentos, con las limitaciones estructurales que presenta el actual puerto de Santa Cruz, no es posible el desarrollo competitivo de la Zona Especial Canaria (ZEC), ni de la Zona Franca en sus instalaciones, tanto por la falta de espacio, como por la necesidad de contar con suelo suficiente y competitivo, tanto en oferta como en precio".

Así lo señalaron ayer, a preguntas de EL DÍA, fuentes de CEOE-Tenerife, que informaron de que el pasado día 8 el presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Luis Suárez Trenor, se reunió con los miembros de la Vocalía de Transportes, Puertos y Aeropuertos de esta confederación, para aportar información de primera mano sobre la situación en la que se encuentra la puesta en marcha del proyecto del puerto de Granadilla.

Suárez explicó a los empresarios que el proyecto, que "ocupará una superficie de 68 hectáreas, ya se cuenta ya con la financiación europea necesaria, estando sólo pendiente de su transferencia definitiva por parte de la Unión Europea".

Tras oír a Suárez, los integrantes de la Vocalía coincidieron en señalar que "las actuales limitaciones que presenta el puerto de Santa Cruz son evidentes, pues no será capaz de abarcar el crecimiento que se avecina en los próximos años, en lo que se refiere al aumento del volumen de mercancías, así como el correspondiente al tráfico rodado". Dichas limitaciones podrían incluso estrangular el desarrollo económico de la Isla en un plazo de 5 ó 6 años, siempre según las mismas fuentes.

Desahogo

Para CEOE-Tenerife, el futuro puerto de Granadilla debe orientarse para que, además de permitir el desahogo del puerto de Santa Cruz de Tenerife, ofrezca garantías para asumir las necesidades futuras de la isla de Tenerife, al menos, en los próximos cincuenta años, garantizando la maniobrabilidad de los mayores buques previsiblemente existentes en dicho período, según la tendencia contrastada del mercado naviero mundial. El puerto de Santa Cruz, en su opinión, tal y como defiende la Autoridad Portuaria tinerfeña, ofrece numerosas oportunidades que se deben fomentar, "como es el tu-rismo de cruceros, que nos ha llevado a ser actualmente líder del Atlántico en este tipo de actividad turística, y que seguirá repercutiendo positivamente sobre el desarrollo y la imagen de nuestra capital, a la que no renunciamos los empresarios de Tenerife".

Además de las nuevas posibilidades complementarias del puerto de Santa Cruz, "el futuro puerto de Granadilla -siempre según fuentes de la Confederación Provincial- aportará progreso como uno de sus aspectos fundamentales y necesarios para el desarrollo económico de nuestra Isla, configurándose como un puerto competitivo, capaz de operar al mismo, o mejor nivel, que el resto de puertos geográficamente cercanos, y en el que podremos establecer nuevas actividades que aportarán valor añadido indispensable, tales como planta desgasificadora, combustibles, graneles líquidos, sólidos, vehículos, clinker, entre otros, sobre todo, en un mercado mundial Norte/Sur, imprescindibles para colocar a Tenerife como una oferta estratégicamente competitiva en el mercado internacional". De acuerdo con estudios realizados por la Autoridad Portuaria, y como ya se ha informado , se considera que en el año 2023 podríamos llegar a mover unos 25 millones de toneladas de mercancías, cifras propias de un sistema portuario vinculado a un primer orden internacional. Para lograrlo, la Autoridad Portuaria trabaja con el horizonte de que "los puertos de Tenerife deberán trabajar globalmente, para crear la sinergia suficiente que nos permita ser más eficaces y ofrecer costes compe- titivos".

Tras valorar la conveniencia para Tenerife de ejecutar este proyecto, CEOE-Tenerife resolvió solicitar a todas las instituciones públicas, y en especial a los presidente del Cabildo de Tenerife, del Gobierno Autónomo y de la Autoridad Portuaria, así como al ministro de Fo-mento, "la ratificación de su compromiso definitivo e incuestionable para la puesta en marcha del proyecto aprobado del puerto de Granadilla, con el fin de que Tenerife pueda tener el futuro económico que legítimamente merece, para seguir generando empleo a través del desarrollo de esta actividad económica fundamental para el futuro de la Isla".