Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
Clavijo cancela la reunión del Fdcan por la ausencia de Pestana y de la mayoría de alcaldes leer

Los alcaldes del Valle quieren retomar el proyecto del tranvía para el Norte

Así se lo expusieron al presidente del Cabildo, Ricardo Melchior, en una reciente reunión. También solicitan apoyo para crear una residencia canina, mejorar las vías de comunicación y acelerar la puesta en marcha de la estación depuradora portuense, aparte de revitalizar la Mancomunidad del Valle.
EL DÍA, Los Realejos
12/oct/03 18:44 PM
Edición impresa

El municipio de Los Realejos acogió esta semana la primera reunión en este nuevo mandato entre el presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior, y los cuatro alcaldes de la comarca del Valle de La Orotava, que por primera vez pertenecen todos al mismo partido (Coalición Canaria). El alcalde de Los Realejos, Oswaldo Amaro, explicó ayer los detalles de la cita, que sirvió sobre todo para que los mandatarios locales reivindicaran diversos proyectos pendientes para la zona, como el pretendido tranvía. Tanto para Amaro, como para Marcos Brito (alcalde del Puerto de la Cruz), Isaac Valencia (La Orotava) y Ricardo García (Santa Úrsula), esta iniciativa ha de desarrollarse simultáneamente al tranvía del Sur, de manera que no se produzcan mayores diferencias en el progreso de ambas partes de la Isla.

Los alcaldes insistieron en este proyecto y en otras ideas que ya califican como históricas e imprescindibles para el desarrollo del Valle desde el punto de vista económico y social. Entre estas otras iniciativas, se incluye la creación de una residencia canina. Oswaldo Amaro aclara que no quieren una perrera más, "sino un centro comarcal en el que se ofrecerán numerosos servicios, sin causar molestias en las inmediaciones y mejorando la oferta sanitaria y de seguridad en los cuatro municipios".

También recalcaron la necesidad de mejorar las infraestructuras, principalmente las vías de comunicación de las que es responsable el Cabildo, como la carretera de Las Cañadas o la nueva conexión entre el Puerto de la Cruz y Los Realejos a través del Camino del Burgado.

La puesta en marcha de la depuradora de Punta Brava fue otra de las principales peticiones. Los alcaldes confían en que comience a funcionar con los residuos de Los Realejos, La Orotava y el Puerto de la Cruz y esperan que lo haga cuanto antes, dada la delicada situación del saneamiento.

Asimismo, piden medidas concretas que propicien el desarrollo de la ciudad turística "como motor económico del Norte". A su juicio, se precisan con urgencia inversiones públicas y privadas, "iniciativa perdida en los últimos años".

Sede de la Mancomunidad

Los mandatarios locales se comprometieron a reimpulsar la Mancomunidad del Valle, a la que no pertenecía La Orotava. Entre los acuerdos alcanzados, destaca la decisión de dotar a la entidad en el futuro de una sede administrativa, donde se pueda gestionar de forma centralizada todos los asuntos relativos al órgano. De mo-mento, estas oficinas se situarán de forma provisional en la planta su-perior de la denominada Casa de San Jerónimo, ubicada en el polígono industrial orotavense del mis-mo nombre.

El presidente del Cabildo de Tenerife se mostró de acuerdo con la nueva reorientación que, tras los últimos resultados electorales, se le pretende dar a la Mancomunidad del Valle, hasta ahora ensombrecida en buena parte por el mayor peso específico de la del Norte.

Durante la reunión, los cuatro alcaldes norteños propusieron centralizar los servicio que el Cabildo ha implantado en la comarca del Valle, como la Agencia de Extensión Agraria. Según señala Amaro, y dada las grandes dimensiones del inmueble que acoge este servicio, se podrían habilitar otras dependencias para otras prestaciones insulares y evitar la dispersión de la oferta.