Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Fuerzas kurdas anuncian el fin del "califato" del Estado Islámico en Siria leer
CIUDAD REAL

Un asesino confeso se refugió en Canarias durante 5 años


EFE, Ciudad Real
14/oct/03 10:20 AM
Edición impresa

EFE, Ciudad Real

Gustavo Romero Tercero, de 31 años, que se confesó autor del crimen de los novios Ángel Ibáñez, de 24 años, y Sara Dotor, de 20, ocurrido hace diez años en Valdepeñas (Ciudad Real), permaneció cinco años en Canarias tras cometer el crimen, informó ayer el alcalde de la localidad, Jesús Martín.

Los familiares de los novios asesinados ofrecieron una rueda de prensa junto con el alcalde, quien pidió calma y compresión para la familia del asesino, que volvió a Valdepeñas hace cinco años.

El hermano de la joven asesinada Eusebio Dotor, que "nunca pudo imaginar" que el detenido fuera el autor de los hechos, explicó que cuando coincidía con él le gastaba bromas y que en algunas ocasiones le llegó a preguntar por el curso de las investigaciones del suceso. Eusebio Dotor, acompañado de su madre, Carmen Castellanos, y de su hermano José Ramón, indicó que la relación entre el presunto asesino y su mujer no era muy buena, pues se estaban separando.

Se da la circunstancia de que cuando fue detenido por estos hechos, Romero estaba ya en prisión preventiva acusado de malos tratos a su esposa.

Asimismo, el portavoz de las familias de la pareja de novios asesinada, José Luis Olmedilla, dijo que Gustavo Romero se ha autoinculpado del doble crimen y que hay un testigo protegido que ha sido trasladado fuera de Valdepeñas.

CIUDAD REAL