Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Osasuna encadena su tercera victoria a costa de un flojo Tenerife leer

Educación garantiza el pago de las nóminas a los trabajadores de comedor

La Secretaría General Técnica reveló ayer que los 1.500 afectados por los retrasos verán satisfecha la deuda a finales de este mes, al tiempo que anunció que la Relación de Puestos de Trabajo que el colectivo demanda se publicará entre los días 23 y 24, lo que posibilitará el ajuste de las ratios.
ACN/EFE, S/C de Tenerife
14/oct/03 20:26 PM
Edición impresa

La secretaria general técnica de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, Ángeles Bogas, informó ayer de que la situación de los trabajadores de los comedores escolares "está arreglada, pues ya están en nómina y los salarios de septiembre están desde hoy (por ayer) en la nómina de este mes, ya que aquí, todo el que trabaja cobra, por lo que en realidad se acabó el conflicto".

Asimismo, afirmó que la relación de puestos de trabajo (RPT) se publicará el 23 ó 24 de octubre después de que el Gobierno la apruebe el día 21 siguiendo un trámite administrativo. "Actualmente, hay 169 puestos que no se pueden cubrir hasta que se publique la RPT, repitiéndose la misma situación que hace cuatro años, en la que hubo un compromiso de incrementar el personal de comedores para dar un mejor servicio", reconoció.

El colectivo de afectados es, según la secretaria general, de 1.500, "de los que 1.000 pudieron entrar en la nómina de septiembre por contar con un apoyo legal ?un contrato-". Además aseguró que la cantidad que hay que pagar no es elevada y que no existe problema de crédito, "sino de legalidad".

No obstante, minutos antes de las declaraciones de Bogas, el Comité de Empresa de Santa Cruz de Tenerife se concentró frente a la Consejería de Educación, mientras que en Las Palmas de Gran Canaria estaba prevista una convocatoria similar a la misma hora, según explicó el presidente del comité de empresa del Personal Laboral de la Consejería en esta provincia, Javier González Viera.

Viera expuso que el comité solicitó a la Consejería la convocatoria de una asamblea entre el personal laboral afectado por la problemática de los salarios y de la relación de puestos de trabajo (RPT) en los comedores escolares, quienes comenzaron a trabajar el pasado 1 de septiembre y no han cobrado aún el sueldo de ese mes.

"Hemos hecho dos solicitudes, una a la Subdelegación del Gobierno para concentrarnos en la vía pública en este acto de protesta contra la Consejería y otra a la propia Consejería para que autorice una asamblea con el fin de que el personal afectado tuviese una dispensa de asistir al trabajo y pudiese venir aquí", indicó.

González Viera afirmó que la Subdelegación concedió la autorización para la concentración de ayer, pero resultó denegada la dispensa de los trabajadores, por lo que señaló que este acto de la Consejería "ha sido una manera de desmovilizar al colectivo y va contra derecho, pues está recogido en el convenio colectivo y ellos argumentan un artículo del Estatuto de los Trabajadores para negarlo".

Sin embargo, Ángeles Bogás explicó que, partiendo de la solicitud de la asamblea, el empresario está obligado a facilitar el centro de trabajo para su celebración, "a no ser, como ocurre en este caso, que en un plazo inferior a un mes haya tenido lugar una sobre el mismo tema o con el mismo motivo".

Fase de tramitación

Según expuso el presidente del comité, lo que los trabajadores de los comedores escolares exigen es que se les asegure que durante este mes cobrarán las nóminas de septiembre y octubre, así como que se les comunique en qué fase de tramitación se encuentra la publicación de la nueva RPT.

"El retraso en la publicación de la RPT ?dijo- es una de las causas que está motivando todo este conflicto, ya que sin ésta no se puede dar cumplimiento a los acuerdos alcanzados con la Consejería de Educación del Ejecutivo tras la huelga de abril de este año". En este sentido, indicó que la publicación es necesaria para que se puedan crear los 169 puestos que están comprometidos en los comedores para ajustar las ratios al acuerdo de abril y para que todos los afectados vean modificados sus contratos al pasar de nueve a diez meses de trabajo.