Tenerife Sur

Costas autoriza la construcción del futuro Lago Santiago

Más de 12 años después de que el Ayuntamiento de Santiago del Teide empezara a hablar de la necesidad de realizar un complejo con piscinas para los turistas y los ciudadanos, las autoridades municipales obtienen el permiso que faltaba para hacerlo. La inversión supera ampliamente los 3 millones de euros.
EL DÍA, Santiago del Teide
14/oct/03 19:44 PM
Edición impresa

El Ministerio de Medio Ambiente, a través de la Demarcación de Costas de la provincia, ha dado el visto bueno a la cuarta y más importante fase del proyecto de construcción del Lago Santiago. Más de 12 años después de que empezara a ha-blarse de esta iniciativa, el Ayuntamiento de Santiago del Teide cuenta con autorización para desarrollar la que ha sido la infraestructura turística y de ocio más de-seada por las autoridades muni- cipales. Este trámite burocrático era el principal motivo que ha im-pedido en los últimos años la realización de las obras junto a la pla-za pública de Puerto de Santiago.

El alcalde, Juan Damián Gorrín Ramos, está muy satisfecho y reconoce su intención de que el futuro complejo lleve el nombre de su antecesor, Pancracio Socas García, que, hasta su fallecimiento, fue uno de los principales impulsores de la idea.

El regidor señaló ayer que la inversión necesaria para hacer las piscinas ronda los 3.000.000 euros. A esta cantidad habría que añadir el presupuesto de los jardines y actuaciones complementarias, por lo que en total la financiación puede aproximarse a los 5.000.000 euros.

El escrito de la Demarcación de Costas de Santa Cruz de Tenerife llegó al consistorio sureño el pasado viernes, 10 de octubre, y fue dado a conocer ayer por el gobierno municipal.

Las intervenciones de la cuarta fase consisten fundamentalmente en la canalización del barranco, acondicionamiento del frente marítimo, las piscinas y las obras complementarias de éstas.

En dominio público

Una parte del proyecto, concretamente la mejora del frente marítimo, debe efectuarse en dominio público marítimo-terrestre. Una situación que también afecta parcialmente a la canalización del barranco y la zona de baño. Además, un trozo de la piscina se halla en servidumbre de protección.

La Demarcación de Costas ha establecido una serie de condiciones a la ejecución del proyecto. La primera es que la autorización concedida ahora, que no implica ce-sión del dominio público ni de las facultades del Estado sobre dicho espacio, se otorga en base a lo dispuesto por la Ley de Costas, de-jando a salvo los derechos particulares y sin perjuicios a terceros.

Otra de las condiciones advierte de que el mencionado permiso se ha otorgado en precario, pudiendo ser revocado en cualquier mo-mento sin derecho a indemnización, cuando los trabajos interfieran en cualquier actuación de carácter general, afecten a derechos de terceros o menoscaben el uso público y libre de la zona.

Inspección

El organismo responsable de la gestión del litoral también se reserva el derecho a poder inspeccionar las obras para comprobar si las mismas se ajustan a la solicitud planteada por la corporación municipal. Si se apreciara la existencia de modificaciones en relación con las mismas, se ordenará la paralización de las actuaciones.

De lo proyectado inicialmente por el ayuntamiento, hasta ahora únicamente se ha hecho la plaza pública del pueblo, a pesar de que el Boletín Oficial de Canarias (BOC) publicó en el mes de julio del año 1993 un anuncio por el que sacaba a información pública la aprobación inicial de la segunda fase, que ya en aquel momento incluía las terrazas, los jardines y las piscinas.

La creación de este complejo figura entre las obras del Plan de Infraestructuras Turísticas que el Gobierno de Canarias y el Cabildo quieren hacer en Santiago del Teide.

Además de la zona de piscinas, la intención de los promotores es acondicionar una pequeña playa situada en las proximidades de la plaza, así como ajardinar el ba-rranco cercano.

Fuentes municipales indicaron el pasado mes de junio que la Administración insular ha confirmado que aportará al proyecto tres millones de euros. Sin embargo, las cantidades con las que participarán el consistorio sureño y el Ejecutivo autónomo aún no están definidas.

De momento, el Ayuntamiento de Santiago del Teide ha superado la prueba más difícil y el Gobierno de Canarias ha cumplido su compromiso de desbloquear el proyecto.