Dinero y Trabajo

ACS y Dragados rubrican su fusión y crean la mayor constructora de España

Las juntas extraordinarias de accionistas de ambas empresas apoyaron ayer de manera mayoritaria la creación del nuevo grupo, que continuará llamándose ACS y que contará con una plantilla de 100.000 trabajadores y una facturación de unos 10.800 millones de euros. La operación costará 110 millones.
EFE, Madrid
15/oct/03 16:00 PM
Edición impresa

Los accionistas de ACS y de Dragados aprobaron ayer, con más del 96% y del 99% de los votos, respectivamente, la fusión por absorción de la segunda por la primera, para crear el primer grupo constructor y de servicios de España y el tercero de Europa.

Las Juntas Extraordinarias de Accionistas de ACS y Dragados apoyaron masivamente la creación del nuevo grupo, que seguirá denominándose ACS y que pasará a contar con una plantilla de 100.000 trabajadores, una facturación de unos 10.800 millones de euros, un beneficio neto de unos 380 millones y un resultado bruto de explotación (Ebitda) de unos 900 millones.

Además, el nuevo grupo -cuyas acciones está previsto que empiecen a cotizar durante la primera quincena de diciembre- contará con unos fondos propios de 2.000 millones de euros y una deuda de 1.500 millones, al tiempo que pasará a ser el mayor grupo español por capitalización bursátil y el segundo de Europa, con 4.400 millones de euros,

El coste de la fusión rondará los 110 millones de euros, que se incluirán en las provisiones de ACS de las cuentas de este ejercicio y que se utilizarán entre el 2003 y el 2006.

Sin embargo, a partir de ese año, el ahorro que permitirá la creación del nuevo grupo -que se inscribirá en el registro mercantil el próximo día 1 de diciembre- será de 85 millones de euros anuales, una cifra que, incluso, se podría volver a revisar al alza.

Para llevar a cabo la fusión, ACS ampliará su capital en 81,69 millones de euros -el 46,6% del capital del nuevo grupo- para emitir 54,46 millones de acciones que, posteriormente, se canjearán a razón de una por cada 2,08 títulos de Dragados.

Liderazgo

Aún no se ha decidido quiénes serán el presidente y vicepresidente de la compañía, aunque sí está claro que los consejeros delegados serán Florentino Pérez y Antonio García Ferrer, según explicó el propio presidente de ACS.

La definición completa del organigrama del grupo, así como las marcas que se mantendrán, se decidirá en el próximo Consejo de Administración, que tendrá lugar en diciembre.

Para los máximos responsables del nuevo grupo, sus ventajas competitivas son el liderazgo sectorial en la promoción, construcción y gestión de infraestructuras y prestación de servicios, así como la capacidad para promover, desarrollar o mantener cualquier tipo de obra en cualquier parte del mundo y la calidad de su equipo humano.

El nuevo grupo contará con cuatro áreas de actividad: construcción (que supondrá el 50%), servicios industriales, servicios urbanos y concesiones.

En el sector de la construcción, donde la facturación alcanzará los 5.300 millones de euros (el 87% de ellos en España), el grupo buscará mantener un crecimiento sostenido, aumentar la rentabilidad a través de las obras de gran tamaño y elevado valor añadido y la expansión internacional "selectiva".

A través del área de servicios industriales, con la que facturará 2.800 millones, la nueva compañía se dedicará a los negocios relacionados con la energía, el sector petrolífero y gasista, el desarrollo y mantenimiento de sistemas tecnológicos y los proyectos de ingeniería "llave en mano".

En el área de los servicios urbanos, con la que facturará 2.000 millones de euros, la nueva empresa ACS prevé unas tasas de crecimiento de dos dígitos, el fomento la expansión de servicios portuarios y logísticos y mantener el liderazgo de la gestión de residuos sólidos urbanos.