Dinero y Trabajo

Canarias, satisfecha por el acuerdo pesquero para las ultraperiféricas

Rodríguez Zaragoza señaló que la decisión del Consejo de Ministros de la UE pone fin a una negociación iniciada en 2002 y que persigue proteger la flota artesanal después de que se prohibiese faenar en el caladero marroquí.
EL DÍA, S/C de Tenerife
15/oct/03 16:00 PM
Edición impresa

El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del Gobierno Canario, Pedro Rodríguez Zaragoza, mostró ayer su satisfacción por el acuerdo aprobado por el Consejo de Ministros el pasado lunes y en el que se contemplaba que, en el caso de las zonas ultraperiféricas, sólo se permita el acceso hasta las 100 millas de costa de los barcos locales y de los que pescaban tradicionalmente allí.

Rodríguez Zaragoza puso de manifiesto que este logro es el fruto de una negociación que inició el Ejecutivo Autónomo el año pasado, tanto con el Gobierno Central como con la Unión Europea, con el fin de garantizar una protección a la flota artesanal y la que opera tradicionalmente en este área. Agregó que esto pretende solucionar la desprotección causada como consecuencia de la falta de operatividad en el caladero marroquí, teniendo en cuenta que la plataforma en la que se encuentra el caladero canario cuenta con poca cantidad de pescado.

El consejero canario puntualizó que, pese a que la negociación inicial se planteó sobre las 50 millas, la solicitud realizada tanto por Francia y Portugal para garantizar la protección de las 200 millas próximas a sus regiones ultraperiféricas, provocó que la distancia fijada se quedase en las 100 millas.

Destacó que este acuerdo permite que se pase de una protección de 15 millas sobre el perímetro de las Islas a las 100. Asimismo, puntualizó que la jurisdicción de dicha zona de protección recaía en su mayor parte en el Gobierno Central, mientras que con el nuevo acuerdo el Ejecutivo Autónomo asume dicha jurisdicción.

Agregó que, a excepción de los barcos que vayan a realizar pesca de gran altura, que no requieren ningún permiso, el resto deberá solicitarlo al Gobierno canario para operar dentro de las 100 millas desde la costa. Al respecto, el consejero manifestó que el Ejecutivo Autónomo está concluyendo un estudio del caladero canario para delimitar el esfuerzo pesquero sostenible, lo que sentará las bases de la política que se vaya a seguir en el otorgamiento de permisos. No obstante, avanzó que serán "restrictivos". Asimismo, puntualizó que la redefinición de la mediana con Marruecos servirá también para terminar de definir la mencionada zona de protección.

Hay que precisar que ayer EL DÍA publicó, a causa de un error en la información difundida por Efe desde Luxemburgo, que los barcos locales y los que operan tradicionalmente podrían faenar a menos de 100 metros de la costa.