Sucesos

Cae la mayor red extranjera de estafadores que operaba en España con 103 detenidos


COLPISA, Madrid
15/oct/03 10:21 AM
Edición impresa

Efectivos de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional han asestado en la Comunidad de Madrid el mayor golpe de la historia a las mafias extranjeras en España dedicadas a las estafas masivas.

Un total de 103 personas, la mayoría de origen nigeriano, han sido detenidas acusadas de haber puesto en marcha durante los últimos años un fraude con más de 500 damnificados (españoles y extranjeros) y con unos beneficios cercanos a los 30 millones de euros.

La red captaba a sus víctimas con la promesa de obtener beneficios millonarios si participaban en operaciones ilegales de exportación de dólares desde países africanos o Irak.

La operación policial que ha desembocado en más de 25 registros (entre ellos seis locutorios y un bar) comenzó hace un año y se ha desarrollado, además de en la capital de España, en las poblaciones madrileñas de Móstoles, Fuenlabrada, Alcorcón, Leganés, Humanes y Paracuellos del Jarama.

La red nigeriana, que operaba en España desde hace cinco años, utilizaba tres timos en cadena diferentes: las llamadas "cartas nigerianas" y el "premio de la lotería".

El primero de los procedimientos utilizados se basaba en el envío de correos electrónicos masivos en los que se invitaba a los destinatarios a participar en una operación de exportación de capitales depositados por falsas personas fallecidas en bancos africanos, en la que podrían ganar una comisión de hasta el 30 por ciento.

El otro timo utilizado por la banda internacional era el de enviar a través del correo postal diversas comunicaciones al extranjero en las que felicitaban a las víctimas por haber sido agraciadas, junto a otras personas, con un premio de 500.000 euros de la "lotería española".

No obstante, los ganadores, antes de recibir el medio millón de euros, debían enviar a través de empresas especializadas en traspasos internacionales diversas cantidades (siempre superiores a 20.000 dólares) como pago de impuestos, gastos de custodia o gestión bancaria.