Cultura y Espectáculos

Antonio Skármeta obtiene el Planeta 2003 por ?El baile de la victoria?

Gracias a un relato "de amor y amistad", el escritor chileno, conocido por obras como "La boda del poeta" y "El cartero y Pablo Neruda", obtiene el galardón dotado con 601.000 euros, mientras que la gallega Susana Fortes se erige en finalista con "El amante albanés".
JOSÉ A. DULCE, Barcelona (Enviado especial)
16/oct/03 20:26 PM
Edición impresa

Un año más, los pronósticos se cumplieron. El Premio Planeta de Novela 2003 hace recaer su laurel en un autor consagrado, en este caso el chileno Antonio Skármeta, mientras que da el espaldarazo a un autor conocido pero de menor renombre, este año la gallega Susana Fortes, a la que otorga la condición de finalista.

Skármeta, conocido internacionalmente por libros como "La boda del poeta" y "El cartero y Pablo Neruda", se alzó anoche con el galardón mejor remunerado de las letras hispanas (601.00 euros) gracias a su novela "El baile de la victoria", presentada bajo el lema "Los perros de la libertad" y con el seudónimo María Tornés.

Por su parte, Fortes, la española "mejor colocada" en la quinielas previas a la velada, vio cómo su novela "El amante albanés", presentada con el seudónimo Eva Cortizo y bajo el lema "El caso Radjik", le reportaba los 150.250 euros destinados al finalista.

Con un discurso muy medido, Skármeta recibió el premio con palabras de agradecimiento hacia un galardón que, según dijo, "luce espléndido en la carrera de un escritor".

Un golpe a la sociedad

El autor chileno definió su obra como "una novela de amor y amistad donde dos hombres y una mujer arriesgan todo por permanecer fieles a sus sentimientos". Tras un tiempo fuera de Chile, añadió, "escribí esta novela con alegría y espero que los cientos de miles de lectores del Planeta lo perciban como yo lo escribí".

En contraste con el galardón, Susana Fortes no ocultó su nerviosismo y, en las primeras palabras que pronunció al subir al estrado, recordó una pregunta de su hija acerca de las compensaciones que tiene el oficio de escritor.

Al respecto, aseguró que "desgasta, porque exige vivir muchas vidas distintas, pero también recompensa".

En la rueda de Prensa celebrada tras el fallo, dado a conocer en torno a la medianoche, Skármeta detalló algunos aspectos de su obra. "El baile de la victoria", señaló, "está protagonizada por dos delincuentes, uno muy joven, impulsivo y romántico, y otro, mayor y melancólico, que se alían para dar un golpe a la sociedad que los maltratado".

En su camino se cruza una bailarina, "una colegiala asediada por un pasado trágico", toda vez que es hija de un ejecutado durante la dictadura de Pinochet, y "acosada también por una profesora pedante y oscurantista que le cierra los caminos a una percepción lúcida del arte".

Tras los múltiples galardones cosechados y la repercusión mundial obtenida por sus obras anteriores, Skármeta afirmó que la consecución del Premio Planeta de Novela 2003 "amplía mi deseo de conectarme con un público amplio".

Una gala sin Lara

La gala del Planeta 2003, celebrada anoche en el Palau Sant Jordi de Barcelona y presentada por la periodista Concha García Campoy, reunió a numerosas personalidades del mundo de la política y de la cultura, entre ellos el ministro y portavoz del Gobierno Eduardo Zaplana y el secretario de Estado de Cultura, Luis Alberto de Cuenca, además de escritores y comunicadores como Luis del Olmo, Ángeles Caso, José Luis Coll o Fernando Sánchez Dragó. Fue ésta la primera de las 52 ediciones del Premio Planeta en que no estuvieron presentes ni José Manuel Lara Hernández, presidente y fundador del grupo editorial, ni su esposa, María Teresa Bosch, fallecidos a lo largo del último año. Las cerca de 1.100 personas que asistieron a la multitudinaria gala tributaron un aplauso en memoria de ambos.