Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PSOE acusa a Clavijo de subordinar la sanidad pública a "intereses empresariales" leer

Detenidos ocho directivos de 9 empresas relacionadas con el diario "Egunkaria"

El juez Del Olmo acusa al entramado de haber "lavado" 15 millones de euros y de ocultar sus beneficios para hacerse con 9 millones en subvenciones oficiales. Las empresas intervenidas ayer no declararon un solo euro a la Hacienda Foral de Guipúzcoa durante cinco años pese a ser beneficiarias de sus ayudas.
COLPISA, Madrid
17/oct/03 21:13 PM
Edición impresa

Los servicios de Información de la Guardia Civil y el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo volvieron a golpear ayer al entramado empresarial y editorial que rodea al clausurado diario "Euskaldunon Egunkaria", ocho meses después de que este mismo juez decretara el cierre del rotativo y la detención de sus directivos, acusados de haber allegado dinero a ETA y de haber convertido al periódico en un instrumento más de la banda armada.

Ocho responsables del grupo editorial que se agrupa alrededor de la Fundación Elkargintza Elkarlanean, el más importante grupo editorial de lengua vasca, fueron detenidos acusados de ser parte activa del "aparato financiero" de la organización terrorista y de colaborar con los etarras. Los expertos indagan ahora si los directivos arrestados ayudaron a blanquear cantidades millonarias de ETA, parte de estos fondos procedentes de subvenciones públicas.

Según explicó el ministro del Interior, Ángel Acebes, la Audiencia Nacional investiga si las nueve empresas intervenidas ayer han incurrido en irregularidades económicas y contables, blanqueo de capitales y desvío de subvenciones. El accionariado de este entramado editorial -sostiene la Guardia Civil- está controlado "directa o indirectamente" por la fundación y, en muchos casos, los cargos directivos de ésta y de las editoras son exactamente las mismas personas, al igual que las sedes sociales.

En el centro del entramado desmantelado se sitúan -según fuentes de la lucha antiterrorista- la citada fundación y nueve de sus empresas dependientes.

Durante los últimos meses, efectivos de la Guardia Civil han investigado cerca de 30.000 documentos mercantiles de estas sociedades y los archivos de un centenar de ordenadores incautados en febrero rastreando las cuentas de estas entidades en busca del origen desconocido de unos quince millones de euros, que los agentes sospechan que los responsables de estas empresas "blanquearon para ETA" entre 1990 y 2003.

En el transcurso de las pesquisas, los expertos del instituto armado han sacado a la luz innumerables irregularidades contables, según desvelaron ayer fuentes de la investigación. El entramado tejido alrededor de "Egunkaria" sobrevaloró en "un 100 por 100 la dimensión real de periódico".

La "función principal" de la red empresarial desmantelada ayer era el "ocultamiento de beneficios" para obtener "fraudulentas subvenciones oficiales" del Gobierno vasco y entes provinciales y locales.

Según las estimaciones de las fuerzas de seguridad, las ayudas oficiales recibidas por el grupo gracias a la "contabilidad creativa" podrían superar los nueve millones de euros.