Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
Detenido un hombre por violación en el sur de Tenerife leer

El Pleno reabre las heridas electorales sobre la urbanización de Las Teresitas

El grupo de gobierno desestima la convocatoria de un referéndum sobre Las Teresitas, como demanda el PSOE, porque entiende que el pueblo ya se pronunció en las elecciones por el proyecto que defiende CC, que logró la mayoría absoluta.
H.G., S/C de Tenerife
18/oct/03 21:16 PM
Edición impresa

El Pleno reabrió el debate sobre Las Teresitas cinco meses después de que los partidos presentaran sus propuestas en la campaña electoral que culminó el 25-M. En la sesión de ayer, los socialistas se intentaron lavar la cara y dejar en el olvido el "desacato a la autoridad" (en sus propias filas) que sufrieron en el mandato anterior, cuando los otros ediles del PSOE se alinearon con el grupo de gobierno, olvidando los argumentos de la dirección del partido.

Este esfuerzo cayó en saco roto porque el PSOE se encontró de frente con los 19 votos del equipo de gobierno (14 de CC y 5 de PP), y sólo logró el respaldo a su iniciativa del PNC, a quien devolvió el favor ?como si de una votación de Eurovisión se tratara? cuando le tocó el turno al desarrollo del puerto de Santa Cruz.

Manuel Santana abrió el primer debate de calado político en el ayuntamiento tras las últimas elecciones, dando cumplimiento al objetivo central de su campaña electoral. "No pretendemos entorpecer y portar la bandera de la demagogia", dijo. Santana esgrimió que "si se hace una consulta popular para elegir el monumento al Chicharro, parece más lógico repetir la experiencia con el futuro de Las Teresitas." La playa pertenece a Santa Cruz y con su urbanización sólo conseguiremos machacar los linderos del Parque Rural de Anaga". El socialista reconoció "la jugada maestra del alcalde al convocar el concurso sobre la playa, que deja en indefensión a los santacruceros ante la imposibilidad de participar", para pedir seguidamente a Miguel Zerolo que "reconociera la mayoría de edad" del pueblo y convocara el referéndum.

Ángel Isidro Guimerá, del PNC, apostó por una playa "virgen, como está", un matiz que luego corrigió Ramiro Cuende (PSOE) al recordar que "la playa ya no es virgen porque era de callaos y ahora la cubre una arena rubia". "No estamos de acuerdo en cómo se ha realizado la operación urbanística de Las Teresitas", añadió Guimerá, usuario habitual de la playa, que aseguró haber advertido un error de trámite en la compra, "una operación lesiva para los ciudadanos".

La popular Cristina Tavío fue más allá y, en una intervención más propia del alcalde que de un grupo que apoya a la mayoría, le tiró los trastos al PSOE. "Apoyo la actuación en Las Teresitas. Es necesaria y positiva, y nos garantiza que nuestros nietos van a disfrutar el frente de playa como está hoy". "Este asunto ya se abordó en la campaña electoral y no estoy de acuerdo en que algún partido intente convertir este proyecto en un muñeco de pim, pam, pum propio de un discurso electoralista". "Quienes orientaron su campaña sobre la arena de Las Teresitas ya consiguieron su referendo el pasado 25-M y éste es el respaldo que obtuvieron", concluyó.

El concejal de Urbanismo, Manuel Parejo, glosó su intervención sobre los parabienes del proyecto de Perrault, para luego recordar que "ahora abordamos sólo la modificación del PGO, para descartar la construcción de hoteles en el frente de la playa". Respecto al referéndum, más de lo mismo de la versión Tavío. "(El PSOE) hace un discurso electoralista. ¿Por qué no plantean un plebiscito sobre el nuevo PGO de la capital?".

Como quien intenta dar la puntilla, al final del pleno CC propuso un acuerdo institucional que sacó adelante con el PP. Es una declaración que reconoce la adecuación de la playa al medio ambiente, "como ha guiado" las actuaciones realizadas hasta ahora; un velado agradecimiento a los miembros de la corporación anterior que aprobó el proyecto, una operación urbanística "de total y absoluta transparencia". Una oferta envenenada que rechazaron PSOE y PNC.