Nacional
LO ÚLTIMO:
Detienen al sospechoso de rociar con ácido a su expareja en Tenerife leer

Aznar aboga por aumentar el gasto en Defensa ante los nuevos retos del mundo

El presidente del Gobierno, en una conferencia en el Centro Superior de Estudios de la Defensa, aseguró que en el ámbito defensivo hoy no hay alternativa a Estados Unidos y dijo que "el espíritu de confrontación con este país que puede satisfacer el orgullo de algunos es un contrasentido histórico".
EFE, Madrid
21/oct/03 21:22 PM
Edición impresa

El presidente del Gobierno, José María Aznar, abogó ayer por aumentar el gasto en Defensa ante los nuevos retos del mundo actual, aseguró que en el ámbito defensivo hoy no hay alternativa a Estados Unidos y rechazó que algunos se opongan a este país para satisfacer su "orgullo".

Aznar hizo esas consideraciones en una conferencia en el Centro Superior de Estudios de la Defensa (CESEDEN) a la que asistieron, entre otros, el ministro de Defensa, Federico Trillo, y el director del Centro Nacional de Inteligencia, Jorge Dezcállar.

El jefe del Ejecutivo subrayó que, ante los nuevos retos mundiales, es necesario aumentar el gasto en materia de Defensa y dijo que España, en contraste con lo que ocurría en 1996, debe situar esa reflexión ante su futuro, que dijo que no tiene en la actualidad ningún lastre "con la excepción del nacionalismo radical".

Añadió que las Fuerzas Armadas no son una institución barata en términos reales, aunque sí en función del papel que desempeñan, y aseguró que él cree que "hay que gastar un poco más" en este ámbito pese a que en los últimos años ya se han ido haciendo inversiones crecientes.

Ese camino de crecimiento de los presupuestos de Defensa "paulatina, pero continuadamente" es por el que cree que hay que seguir avanzando y por el que dijo estar convencido de que irá el Gobierno resultante de los próximos comicios.

Para Aznar sería una "irresponsabilidad grave" pedir más a las Fuerzas Armadas dando menos presupuestos, aunque advirtió de que un incremento presupuestario debe llevar aparejado que se gestione mejor el gasto para lograr el desarrollo de nuevas capacidades.

El presidente del Gobierno recordó la intervención de las Fuerzas Armadas en el islote Perejil, en julio del año pasado, ante la actitud marroquí y, al hilo de ello, dijo que hay ocasiones en las que la disuasión debe dar paso a "misiones definitivas" en favor de la seguridad y la defensa españolas.

Aznar se refirió a la crisis de Irak para señalar que, ante ella, algunos países han recurrido al "equilibrio de poder" para definir su respuesta, pero señaló que ese es "un principio no válido entre aliados y que mina el requisito de confianza en el seno de la OTAN".

"Hoy por hoy no hay alternativa práctica y realista a lo que representa Estados Unidos", aseguró Aznar, quien dijo que "el espíritu de confrontación que puede satisfacer el orgullo de algunos y puede llegar a la contención diplomática del poder" de Estados Unidos es "un contrasentido histórico".

Aznar dijo que la seguridad común europea lleva esperando demasiado tiempo a que el continente se tome en serio su defensa, momento en el que se situó entre los partidarios de aumentar ya las capacidades defensivas de cada país de la UE individualmente y del total de los Quince.

"La Unión Europea debe asumir más responsabilidades, pero no duplicando, ni debilitando, ni confrontando su situación con la OTAN". Además, advirtió de que no cuenten con él quienes pretendan un futuro de defensa europeo sin la OTAN e instó a superar el momento actual en el que reconoció que las relaciones entre los Quince y EEUU "no atraviesan su mejor momento".