Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
En libertad sin cargos el hombre acusado de abusos a su hijo de 19 meses leer

Un Celta que MERECIÓ MÁS se dejó en Amsterdam media clasificación

El equipo vigués disfrutó de sobradas ocasiones de gol, sobre todo en la segunda mitad, pero la falta de definición y la dejadez del colegiado alemán Markus Merk lo privaron de un mejor resultado y al final se llevó una mínima derrota que complica enormemente sus posibilidades de pasar a los octavos de final.
23/oct/03 12:22 PM
Edición impresa

Una gran jugada de Ibrahimovic sirvió para que el Ajax se quedara con los tres puntos ante un Celta que mereció más, pero que complica seriamente su clasificación para octavos. El equipo vigués disfrutó de sobradas ocasiones de gol, pero la falta de definición y la dejadez de Markus Merk impidieron un mejor y merecido resultado.

No llegaba el Celta en su mejor momento al partido y no parecía lógico que los vigueses planteasen un encuentro abierto ante la calidad ofensiva del Ajax. Por ello, el conjunto olívico optó por esperar a su rival atrás, con la intención de no dejar maniobrar con facilidad a los holandeses en ataque.

La apuesta de Lotina dio sus frutos en los primeros minutos, en los que los de Ronald Koeman no encontraron el camino del gol. El Ajax únicamente creaba inquietud a balón parado y el Celta no sufría demasiado. Y cuando robaban, los celestes intentaban mantener el balón el mayor tiempo posible, aunque con escasa profundidad.

Con el paso del tiempo, el equipo local terminó haciéndose con mayor posesión del balón, una situación con la que los gallegos no se sentían incómodos, conscientes de sus limitaciones para crear juego esta temporada

Incapaces los holandeses de inquietar a Pinto, y menos con la retirada por lesión de Van der Vaart, el Celta creyó en sus posibilidades y buscó la portería de un dubitativo Lobont. Antes del descanso, el conjunto de Lotina era dueño absoluto del partido y sólo le faltaba soltarse para dar el golpe de gracia al rival.

El Ajax volvió a intentarlo en la reanudación, y esta vez sus insistencia tuvo recompensa justo después de una acción reclamada por Milosevic como penalty. El 1-0 llegó en una gran jugada individual de Ibrahimovic.

El tanto castigó a un Celta que, en la segunda parte, había salido más nervioso. Y lejos de conformarse con el 1-0, el Ajax buscó el segundo y durante unos minutos los vigueses parecieron naufragar. Sin embargo, los de Lotina supieron reaccionar y el choque cambió de dirección en pocos minutos. El empate parecía entonces posible, con un Jesuli especialmente incisivo. Suya fue una jugada cortada en penalty por Trabelsi, pero Markus Merk no quiso saber nada.

Las ocasiones de gol llegaron para los gallegos, pero sin suerte.