Cultura y Espectáculos

Lo mejor del arte sacro flamenco

Cerca de doscientas obras, la mayoría datadas en los siglos XV y XVI, integran la exposición "Lumen Canariensis. El Cristo de La Laguna y su tiempo", que se inaugura el 4 de noviembre en Aguere.
EL DÍA, S/C de Tenerife
25/oct/03 20:27 PM
Edición impresa

Alrededor de doscientas piezas de lo mejor del arte sacro de estilo flamenco belga, holandés, español y portugués conforman la magna exposición titulada "Lumen Canariensis. El Cristo de La Laguna y su tiempo", que se podrá contemplar distribuidas en cuatro salas y espacios diferentes de Aguere.

Esta ambiciosa iniciativa, promovida por la Obra Social y Cultural de CajaCanarias y el Ayuntamiento de La Laguna, se abrirá al público el próximo 4 de noviembre de este año y permanecerá expuesta hasta el 15 de enero de 2004.

Esta proyecto, comparable en nuestro país a "Las edades del hombre", incluye numerosas piezas de un valor incalculable, sobre todo las que fueron realizadas principalmente durante los siglos XV y XVI. Todas estas "joyas" de arte flemenco pertenecen a museos, templos y colecciones privadas de varios países europeos, comunidades autónomas españolas y de Canarias.

El principal objetivo perseguido con esta actividad es mostrar dentro del casco histórico de la ciudad de La Laguna, calificado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, el mejor arte que se hacía en Europa durante esta época y que compartía estilo con la talla del Cristo de La Laguna, a través de una colección cercana a las doscientas obras, entre esculturas, lienzos, tablas, piezas de orfebrería, ornamentos y otros materiales.

Cuatro sedes

El numeroso material artístico reunido en "Lumen Canariensis" ha obligado a sus organizadores a distribuir las obras en cuatro sedes, agrupándolas de forma temática en el Instituto de Canarias Cabrera Pinto, la Ermita de San Miguel Arcángel y las dos salas de Arte CajaCanarias de La Laguna.

A estos espacios se añade el propio Real Santuario del Cristo, donde se mostrará la parte dedicada a "El Cristo y su culto", en la que se exhibe, junto a la imagen que da origen a todo este proyecto cultural, un ajuar litúrgico integrado por piezas que datan del siglo XVII.

El núcleo central de la exposición estará ubicado en el Instituto Canarias Cabrera Pinto (del siglo XVI, aunque ampliado en el XVIII, perteneciente al estilo tradicional de la arquitectura conventual española), donde se instalarán esculturas brabanzonas del siglo XV, crucificados de templos y museos europeos, grupos escultóricos, tablas, lienzos, piezas de orfebrería, textiles y artes suntuarias de distintos estilos y escuelas.

Esta selección de obras formará un museo imaginario, sustentado en tres grandes centros de producción y difusión artística: Castilla, Andalucía y Países Bajos, que reflejan las principales corrientes estéticas del siglo XV.

El primer apartado de la instalación lleva por título "Orígenes y evolución del Arte flamenco" donde destacan estampas de Lucas van Leyden, (considerado como el mejor maestro de la época), Jacob Cornelisz van Oostsanen y Lambert Suavius, las manufacturas de las escuelas de Bruselas y Amberes, los óleos de Roger van der Weyden, del Maestro de Hoogstraten, de Cornelisz Engelbrechtsz, y de otros destacados autores.

Dentro de este grupo temático se pueden apreciar también importantes obras, como el "Ecce Homo" de Han Gossaert o el "Calvario con centurión" de Lucas Cranach.

El segundo bloque de piezas que se muestra en el Instituto Cabrera Pinto está dedicado a "Escultura y devotio moderna en los Antiguos Países Bajos", donde se encuentra la joya escultórica en madera "Virgen de la Anunciación", atribuida a la Escuela de Bruselas entre 1420 y 1430, que ha pertenecido al Metropolitan Museum de Nueva York y que actualmente forma parte de una colección privada de Bruselas.

Esta sección cuenta con fragmentos de retablos y tallas que por primera vez salen de su lugar de origen para su exhibición, como sucede con la "Pasión de la Virgen en el Calvario", con la "Virgen de los Afligidos" atribuida a Pashier Borreman, o con la escultura de San Amando atribuida a Jan Borman.

El tercer apartado se denomina "La difusión del modelo nórdico. Escultores flamencos activos en España", donde comparten espacio esculturas de Diego de Siloé, Simón de Colonia, Gil de Brabante, Fray Rodrigo de Holanda, Pedro Millán, Alejo de Vahía y Juan de Moreto, entre otros artistas.

Las piezas más relevantes dentro de este grupo son la "Presentación del Niño Jesús en el Templo y Purificación de la Virgen", un relieve en madera tallada, dorada y policromada del taller de Roque Balduque; el "Llanto sobre el Cristo muerto", que se conserva en Salamanca y sólo se ha expuesto anteriormente en Nueva York dentro del marco de "Las Edades del Hombre"; el retablo "La Adoración de los Magos" de Berruguete, que pertenece a la Iglesia de Santiago de Valladolid, y el "Crucificado", de Juan de Juni, que viene de la Catedral de Valladolid.

Colecciones canarias

Las otras tres sedes que acogerán parte de la exposición serán la nueva Sala de Arte CajaCanarias, ubicada en la parte alta de otro edificio histórico de la ciudad que fue sede del Juzgado de Indias y que albergará las secciones "Canarias: Los inicios de una reflexión crítica sobre modelos foráneos", "Epígonos de una época" y "Esplendores y testimonios del siglo XVI".

Por último, en la Ermita de San Miguel Arcángel se exhibirá la colección "El Cristo de La Laguna y su influjo en la escultura canaria"; mientras que la antigua Sala de Arte y Cultura de CajaCanarias recibe grabados, óleos y estampas realizadas desde el siglo XVII hasta nuestros días y que tienen en común el tema "El Cristo de La Laguna y el imaginario colectivo".

Actos paralelos

De forma paralela a esta magna exposición se ha elaborado un programa de actividades, entre las que destacan un ciclo de conferencias especializadas dedicadas al arte y la escultura "quinientista", así como a la expansión del modelo nórdico a los países del sur de Europa, especialmente en Andalucía y Castilla, y su posterior proyección americana desde Canarias.

"Lumen Canariensis" contará también con la edición de publicaciones divulgativas y científicas, entre las que destaca un catálogo general compuesto por dos tomos y una agenda en inglés, ilustrado y con una cuidada edición, que recoge ensayos científicos de reputados especialistas internacionales y una relación de fichas de las obras expuestas realizada por profesores universitarios, historiadores y críticos de arte. Asimismo, verá la luz una revisión historiográfica del Cristo de La Laguna, que recoge un estudio e inventario hemerográfico; y se publicará un libro de conferencias con el contenido científico de las mismas.

El gran valor de este proyecto cultural queda demostrado con la gran cantidad y variedad de obras que se han podido compilar, cerca de doscientas, y que llegan de lugares tan diversos de Europa como Amberes, Lovaina, Malinas, Brujas, Bruselas, Lieja y Maastricht; además de ciudades españolas como Madrid, Valladolid, Palencia, León, Astorga, Burgos, Asturias, Álava, Cáceres, Córdoba, Segovia, Salamanca, Sevilla, Aragón, Barcelona, Madeira y las siete Islas Canarias.

Algunos de los centros que han cedido obras para la exposición son el Museo Bonnefantes de Maastricht, en Holanda, y los museos belgas de Asistencia Pública, Mayer van den Bergh, Vleeshuis, Real de Bellas Artes de Amberes, Vander Kelen-Mertens, Schepenhuis y Andrè Vandecandelaere; la Fundación van Caloen y otras colecciones privadas.

Las piezas españolas proceden de museos como el Prado, Arqueológico Nacional, Diocesano y Catedralicio de Valladolid, Nacional de Escultura, Ferias de Medina del Campo, Bellas Artes de Huesca, catedralicio y Diocesano de León, de los Caminos de Astorga, San Antolín de Tordesillas, de Tapices de Segovia, Diocesano de Burgos, de Arte Sacro de Vitoria, Bellas Artes de Sevilla y Frederic Marés de Barcelona.

También participan con obras la Biblioteca Nacional, las catedrales de Burgos, Valladolid y Oviedo, el Palacio Arzobispal de Sevilla, convento de Santa Cruz de Vitoria, el Real Monasterio de Santa Inés de Sevilla, el Cabildo Catedral Metropolitano de Sevilla y las iglesias de Santiago de Valladolid, Santa María de Aguilar de Campoo, San Martín de Sotopalacios (Burgos), Santiago Apóstol de Salamanca y Santa Ana de Sevilla. La representación portuguesa procede de los museos Municipal de Portalegre, de la Quinta das Cruzes de Funchal y de Arte Sacro de Madeira.