Dinero y Trabajo

Los tomateros canarios reiteran su rechazo al acuerdo UE-Marruecos

El portavoz de Fedex, Roberto Góiriz, reclamó ayer el aumento de las ayudas al sector tomatero canario a través del Poseican, de forma que pasen de los 1,6 millones consignados en la actualidad por este concepto a los 24,5 millones.
EL DÍA/EFE, Tfe/Las Palmas
27/oct/03 16:00 PM
Edición impresa

Los tomateros canarios rechazaron ayer el acuerdo alcanzado el pasado sábado entre la Unión Europea (UE) y Marruecos para una liberalización mutua de los intercambios agrícolas por los perjuicios que causará a esta comunidad y advirtieron de que éste propiciará la "inundación" de los mercados europeos de tomate marroquí.

El portavoz de la Federación de Asociaciones de Exportadores de Productos Hortofrutícolas de Las Palmas (Fedex), Roberto Góiriz, insistió en reclamar el aumento de las ayudas al sector tomatero canario a través del Poseican, de forma que pasen de los 1,6 millones de euros consignados en la actualidad por este concepto a los 24,5 millones de euros.

El portavoz de los tomateros reclamó nuevamente mayores subvenciones al transporte para los exportadores de las Islas, ya que serán los más perjudicados por este acuerdo que, sin embargo, permitirá a los europeos exportar a Marruecos "más de 1,5 toneladas de cereales y otros productos a bajos aranceles".

En inferioridad

Frente a ello, prosiguió Góiriz, Canarias sólo puede exportar tomates a la UE "en épocas que coincidirán con las zafras de Marruecos, cuyos productores podrán enviar estos productos con costes inferiores a los que tienen que hacer frente" los del Archipiélago. Góiriz insistió en que el sector tomatero canario "sigue sin creer que Marruecos vaya a respetar los cupos de exportación que se le ha asignado para la presente zafra, ya que los ha incumplido durante los últimos años porque las aduanas europeas no funcionan".

Una vez alcanzado este acuerdo, el sector rechaza ahora "lamentaciones absurdas" y considera que "ha pasado la etapa de declaraciones de apoyo", por lo que "sólo quiere realidades y ver de inmediato un apoyo claro desde las ayudas compensatorias, porque no hay otra alternativas". "No queremos más lamentaciones, sino realidades, que es lo que necesita el sector", apostilló Góiriz.