Internacional

Un nuevo atentado en Irak mata a seis personas, entre ellas a varios niños

Una camioneta estalló cerca de un puesto de policía en la ciudad de Faluja, a 50 kilómetros al oeste de Bagdad. Portavoces estadounidenses anunciaron otras dos bajas militares de EEUU en sendos ataques. Asimismo, tres civiles iraquíes perdieron la vida en otro registrado en la ciudad norteña de Mosul.
COLPISA, Faluja (Irak)
29/oct/03 21:42 PM
Edición impresa

Un nuevo atentado sacudió ayer Irak en el segundo día del Ramadán, el mes de ayuno musulmán, causando la muerte de al menos seis personas, entre ellas varios niños, al explotar un coche bomba cerca de un puesto de Policía en Faluja, 50 kilómetros al oeste de Bagdad.

Este nuevo ataque se produjo un día después de los cinco atentados suicidas perpetrados de forma casi simultánea en Bagdad en los que murieron al menos 43 personas y en los que más de 200 resultaron heridas. Un vehículo de la compañía pública de construcción Al Fao explotó ayer a las 13:15 hora local (10:15 hora canaria) a 150 metros de la comisaría de Faluja, según constató un corresponsal de AFP que se encontraba en el lugar de los hechos en el momento de la deflagración. Los cuerpos destrozados de al menos seis personas yacían desperdigados en el lugar de la explosión y en el patio de un colegio vecino, según la misma fuente.

Las fuerzas estadounidenses, apostadas a 400 metros del lugar, enviaron cinco vehículos todoterreno para que se hicieran cargo de la seguridad del lugar, donde cuatro automóviles quedaron destruidos por completo y otros tres fueron dañados por la explosión.

Más víctimas

Por otro lado, la posguerra de Irak se ha cobrado más muertos entre las filas norteamericanas. Un soldado estadounidense resultó herido de muerte por un disparo accidental el lunes. El soldado murió en su base, cerca de la ciudad rebelde de Faluja, según anunció un portavoz militar. Asimismo, otro soldado estadounidense murió el lunes en un ataque con misiles antitanque RPG en Bagdad. Esta muerte eleva a 114 el número de militares estadounidenses muertos en Irak desde la fecha oficial del final de los principales combates, el pasado 1 de mayo.

Otras tres personas, entre ellas un soldado neozelandés, resultaron heridas ayer en un ataque contra su vehículo en Basora, en el sur de Irak, según un portavoz militar británico.

Asimismo, tres civiles iraquíes murieron ayer en un ataque contra el principal puesto de Policía de Mosul, según indicaron testigos. "El puesto de Policía fue atacado con misiles RPG causando tres muertos y varios heridos entre los viandantes", declaró Mohamed Karim Ali, de 31 años.