Nacional
LO ÚLTIMO:
Identificado el autor del tiroteo de Estrasburgo, que está siendo buscado leer
CATALUÑA

El PSC: "Mas es agresivo con Maragall porque se ve perdedor"


EFE, Barcelona
30/oct/03 21:46 PM
Edición impresa

El PSC cree que Artur Mas es un "hereu escampa" (heredero despilfarrador) con propuestas "simples" que quiere mantenerse en el poder "cueste lo que cueste" y que, al verse "acorralado" y saberse "perdedor", ha "perdido los papeles" y ha optado por hacer una campaña "agresiva" contra Maragall.

Así lo denunció ayer la dirigente socialista Manuela de Madre, que forma tándem electoral con Maragall, después de que Mas acusara el martes a los socialistas de querer "liquidar" y "borrar del mapa" a CiU utilizando cualquier vía.

De Madre lamentó que Mas haya optado por renunciar a la confrontación de propuestas ya que, al verse "acorralado" y saberse "perdedor", ha decidido protagonizar una campaña agresiva en contra de Maragall. "Hace tiempo que Mas perdió los escrúpulos, y ahora ha perdido los papeles", señaló De Madre.

A su juicio, el candidato de CiU pretende mantenerse en el poder "cueste lo que cueste, pasando por encima de cualquier principio o escrúpulo".

La presidenta electa de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, dijo ayer que "personalmente no creo en la subida de impuestos" y que su compromiso es no incrementarlos por "una cuestión de convicción y principios", aunque señaló que "respeta" el incremento que ha practicado el Ayuntamiento de Madrid.

Aguirre aludió a la subida de los impuestos municipales anunciada por el alcalde Ruiz-Gallardón y dijo que los 13 años que permaneció en el Ayuntamiento de la capital le han hecho "municipalista" y defensora de la autonomía municipal.

Expresó su "respeto" a las decisiones que pueda adoptar el alcalde de Madrid, pero recordó que su compromiso electoral es no incrementar los impuestos porque, a su juicio, "cuando bajan, el crecimiento de la economía es mayor" y porque "creo que cuando los Gobiernos son austeros, las sociedades son prósperas". Aseguró que "tengo la convicción" de que en la próxima legislatura "no va haber fricciones" con Ruiz-Gallardón.

CATALUÑA