Canarias

El Parlamento baraja retener las ayudas a los municipios

Los grupos parlamentarios coincidieron ayer en la posibilidad de aprobar normas que condicionen la concesión de subvenciones del Gobiermo autónomo a los municipios a que éstos colaboren con la Audiencia de Cuentas.
EL DÍA/EFE, S/C de Tenerife
30/oct/03 16:38 PM
Edición impresa

Los grupos de CC, PP y PSC en el Parlamento de Canarias consideraron ayer la posibilidad de aprobar normas que vinculen las subvenciones de la Comunidad Autónoma a los ayuntamientos de las Islas a que éstos colaboren en la labor fiscalizadora de sus cuentas que realiza la Audiencia de Cuentas de Canarias.

Esta "reflexión" que han abierto los grupos parlamentarios se ha producido en la Comisión de Presupuestos y Hacienda después de que el presidente de la Audiencia de Cuentas denunciara que algunas entidades locales y sociedades mercantiles de los ayuntamientos no remitieran la cuenta general correspondiente al ejercicio 2001.

El portavoz de Coalición Canaria, José Miguel González, afirmó que "hay que tomar medidas" porque no es admisible que el Parlamento no tenga información, a través de la Audiencia de Cuentas, de los fondos municipales que tiene obligación de controlar.

Aunque obligar a la colaboración de los ayuntamientos es una competencia estatal y las sanciones corresponden al Tribunal de Cuentas, la Comunidad Autónoma tiene "el arma de la política de fomento municipal" y puede condicionar las subvenciones a los ayuntamientos al cumplimiento de la normativa, expuso González.

El portavoz recordó también que el artículo 502 del Código Penal tipifica como delito no facilitar información a los órganos encargados de fiscalizar a las instituciones públicas, como es la Audiencia de Cuentas.

Blas Trujillo, del Grupo Socialista, coincidió en que "hay que buscar medidas coercitivas" y penalizar a las corporaciones "que no cumplen con sus obligaciones".

"No es de recibo que nos pidan recursos y no acepten rendir cuentas de su situación económica y financiera", afirmó.

Jorge Rodríguez, portavoz adjunto del Grupo Popular, también se mostró partidario de que "se haga un esfuerzo en el Parlamento" para regular la obligación de cooperación de los entes locales, para "no repetir año tras años los lamentos" sobre la falta de rendición de cuentas.

El caso de La Oliva

El presidente de la Audiencia de Cuentas, Marcelino Rodríguez, indicó que "los ayuntamientos que son reiterativos en el incumplimiento, pedimos al Tribunal de Cuentas que los sancione".

Como ejemplo de informes que ha remitido la Audiencia de Cuentas al Tribunal de Cuentas se refirió a la fiscalización del Ayuntamiento de La Oliva (Fuerteventura) en los ejercicios de 1994 a 1998, ante lo que el órgano fiscalizador estatal ha abierto un expediente por irregularidades contables que está en fase de instrucción. El informe sobre ese ayuntamiento encontró que no hay relación de deudores ni acreedores ni inventario patrimonial, entre otras numerosas faltas.