Nacional
CATALUÑA

Arranca la campaña electoral para suceder a Pujol


COLPISA, Barcelona
31/oct/03 21:48 PM
Edición impresa

Cataluña empezó esta madrugada la campaña electoral más importante de su historia con la tradicional pegada de carteles. Tras dos semanas de intensa actividad, los ciudadanos deberán escoger el 16 de noviembre al sustituto de Jordi Pujol después de 23 años al frente del Gobierno catalán.

La cifra no engaña. Esas dos décadas de dominio de CIU convierten las elecciones de 2003 en históricas. Por primera vez, los electores tendrán que decidir quien releva a Pujol al frente de la Generalitat, si Artur Mas, su sucesor en CiU, o Pasqual Maragall (PSOE). Ambos dirimirán sus estrategias para alcanzar la presidencia bajo la atenta mirada de Josep Lluis Carod Rovira (ERC). Josep Piqué (PPC) y Joan Saura (ICV) completan la lista de candidatos.

Cataluña escogerá el presidente de la Generalitat tras semanas de batalla. Aunque la campaña oficial se sustente en 15 días, la precampaña ha sido larga y dura. El camino para sustituir a Pujol se teñirá de multitud de actos para intentar desnivelar la supuesta igualdad entre Mas y Maragall.

Votos frente a escaños

En los comicios de 1999, los nacionalistas consiguieron la presidencia de la Generalitat por número de escaños, ya que los socialistas ganaron en votos. Un equilibrio que todas las encuestas vaticinan se repetirá el 16 de noviembre, aunque en esta ocasión auguran para los socialistas una mayoría parlamentaria, si bien insuficiente para formar gobierno. En este marco, ERC, al alza según los sondeos, se perfila como la formación clave para la composición del gobierno.

CIU exhibe desde hace meses a Mas como el relevo natural de Pujol y será el protagonista de la campaña, con la reforma del Estatuto como su gran arma electoral, aunque los nacionalistas darán un papel relevante Pujol con la intención de aprovechar su tirón popular. Pujol prometió que seguirá trabajando por Cataluña y auguró tiempos de inestabilidad si el 16 de noviembre se produce un cambio de gobierno.

Frente a Mas, Maragall se presenta como la única opción de cambio con una oferta electoral que mezcla la reforma estatutaria para alcanzar mayores cotas de autogobierno con propuestas de calado social. Sus críticas irán dirigidas sobre todo a su principal adversario, al que reprocha estar atado por el pacto suscrito por CiU con el Gobierno.

CATALUÑA