Sucesos

Roban 1.590 euros y el sagrario de la iglesia de La Punta

El párroco del templo, Juan Félix Ávila Poggio, aseguró que lo que más le preocupa no es el dinero que se llevaron los ladrones, sino la profanación que cometieron. El Cuerpo Nacional de Policía ya ha iniciado las investigaciones.
NURIA DÍAZ, S/C de Tenerife
31/oct/03 10:22 AM
Edición impresa

Varias personas entraron en la madrugada del miércoles en la iglesia de San Mateo Apóstol de Punta del Hidalgo, en La Laguna, y robaron el sagrario, el copón, el cáliz y 1.590 euros y el dinero que se encontraba en la alcancía del templo.

Algunos de los objetos robados, como el sagrario y los vasos sagrados, fueron recuperados en un huerto situado detrás de la plaza de la iglesia.

Los hechos ocurrieron sobre la una de la madrugada del miércoles, cuando al parecer varias personas rompieron el cristal de una ventana, situada a cinco metros de altura, del primer piso de la casa parroquial y entraron en la iglesia.

Las muescas halladas en las puertas de la casa parroquial y del templo indican que los ladrones trataron primero de acceder al templo por ellas y, al no conseguirlo, optaron por entrar por la ventana. Después de coger todo lo que pensaron que podría ser de valor, los ladrones salieron por la puerta del templo, que dejaron abierta. Unos trabajadores que pasaban por allí, al ver la puerta abierta entraron, vieron el desorden y avisaron al párroco, Juan Félix Ávila Poggio, que dormía mientras se produjo el robo.

Nada más conocer lo ocurrido, el párroco se desplazó hasta la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de La Laguna para presentar la correspondiente denuncia, y esa misma tarde un equipo de la Policía Científica fue hasta allí para buscar pruebas que lleven a la detención de los ladrones. Los primeros indicios señalan que el robo fue cometido por más de una persona y que éstos pueden ser vecinos de La Punta.

"Lo peor es la profanación"

Juan Félix Álava dijo ayer a EL DÍA que esa noche oyó algunos ruidos, pero que les quitó importancia al pensar que serían causados por el viento. Afirmó que tanto él como los habitantes de La Punta sienten "indignación, dolor y ofensa por la pérdida de respeto a nuestro valores".

El párroco subrayó que lo que más le ha dolido "es la profanación del Santísimo" que estaba en la reserva del sagrario, e indicó que en las misas del viernes, el sábado y el domingo rezará una oración especial en la que perdonará a los ladrones, pedirá su vuelta a una a vida honrada y pedirá justicia.