Nacional

El Gobierno denuncia el plan Ibarretxe ante el Tribunal Constitucional

El argumento que sostiene el Ejecutivo señala la propuesta como "un fraude de ley" que "mutila" la Carta Magna en más de cien preceptos. Asimismo, está dispuesto "a no pasar ni una" y acompañó esta iniciativa con la impugnación de otras tres disposiciones contra medidas de los gobernantes de Vitoria.
COLPISA, Madrid
1/nov/03 21:51 PM
Edición impresa

El Gobierno, tras conocer un informe de los Servicios Jurídicos del Estado, decidió ayer presentar un recurso en el Tribunal Constitucional contra el plan Ibarretxe con el argumento de que es "un fraude de ley" que "mutila" la Carta Magna en "más de cien" preceptos. El Ejecutivo está decidido a "no pasar ni una" y acompañó esta iniciativa con la impugnación de otras tres disposiciones contra medidas de los gobernantes de Vitoria: ordenó retirar la circular que tacha de inmigrantes a los estudiantes de fuera del País Vasco, anuló el acuerdo de pesca con Mauritania y descontó 32,2 millones de euros de una transferencia de IVA por impago de esa cantidad en la liquidación del Cupo.

El Consejo de Ministros escuchó el resumen que hizo el ministro de Justicia, José María Michavila, del informe en el que la Abogacía del Estado recoge los argumentos legales para denunciar ante el plan.

Hacia delante

José María Aznar, recién llegado de Brasil, sopesó la batería de razones técnicas y tomó la decisión política: ordenó ir hacia delante y puso en marcha la maquinaria para que la corte constitucional dilucide si el plan Ibarretxe se ajusta a las disposiciones de la Carta Magna.

Un ministro explicó en privado las razones que llevaron a adoptar una decisión que, aunque esperada, nada hacía indicar que se fuera a adoptar ayer, sino después de que la Mesa de la Cámara de Vitoria califique el martes la propuesta de reforma del Estatuto de Gernika aprobada por Vitoria el 25 de octubre. "Hay que dar una imagen de firmeza total, de no pasar ni una y no podíamos dejar pasar el primer Consejo desde la aprobación del plan sin hacer ni decir nada", comentó el miembro del Ejecutivo. "Si queremos que la sociedad muestre su rechazo, el Gobierno debe tomar la iniciativa", agregó.

Michavila manifestó que con la decisión de recurrir "todos los ciudadanos españoles" se convencerán de que la Constitución "va a seguir teniendo vigencia en todos los rincones de España".