Tenerife
LO ÚLTIMO:
El TSJC se inhibe en el caso Grúas y lo devuelve al juzgado de La Laguna leer
EDITORIAL

Canarias se la juega en Europa Asuntos para no olvidar


CANARIAS trabaja
2/nov/03 12:22 PM
Edición impresa

ya en la búsqueda del mejor encaje posible en la nueva Unión Europea, en la futura UE de los 25 países. Los peligros que nos acechan son numerosos y corremos el riesgo, entre otros, de dejar de percibir los fondos estructurales y las ayudas de Estado que tanto han alentado el desarrollo de las Islas en los últimos años.

Pero Canarias ha crecido, ha mejorado su nivel y su renta supera la media europea, lo que entorpecerá notablemente la recepción de unas inversiones que recalarán a buen seguro en regiones menos prósperas de los países del Este.

Los mandatarios europeos no deben olvidar, sin embargo, que el Archipiélago es un territorio alejado del gran continente y fragmentado, con unas necesidades muy específicas.

El Gobierno de Canarias, con su presidente Adán Martín al frente, ha accionado ya el dispositivo de emergencia para que la ampliación no nos pille fuera de juego. El fin último es lograr un "objetivo específico" permanente en la futura política regional de la Unión Europea ampliada, lo cual precisa la elaboración de un buen informe de cohesión económica y social en el que las regiones ultraperiféricas estén situadas adecuadamente, y la consolidación del estatuto jurídico ultraperiférico en la Constitución Europea.

Va a ser muy difícil mantener los fondos pasados y actuales, por el propio desarrollo de las Islas y por la baja renta de otras zonas, pero debe existir una fórmula de modulación dependiendo de la situación de cada región, y Canarias tiene una serie de desventajas estructurales debido precisamente a la lejanía y a la fragmentación del territorio.

Si Canarias logra romper el aislamiento que significa la doble insularidad es posible que logremos un mayor crecimiento y desarrollo.

AHORA, lo importante es trabajar conjuntamente, sin intereses ideológicos por medio, para llegar al punto final y mantener nuestra favorable situación dentro de la Unión Europea.

A corto plazo, se debe elaborar el mejor informe posible sobre la cohesión económica y social, se tendrá que mirar con lupa el informe de la Comisión sobre el Memorándum conjunto de España, Francia, Portugal y las siete regiones ultraperiféricas, y se ha de renovar el Régimen Específico de Abastecimiento (REA). A medio plazo, será necesario renovar el marco europeo del REF, revisar el mapa de ayudas de Estado y lograr la mejor política regional.

ES IMPORTANTE también que el Gobierno del Estado permita a Canarias participar en todas las negociaciones comunitarias que conciernan al Archipiélago, como tantas y tantas veces se ha reivindicado ?sin éxito, por cierto?, para que ningún extremo se quede sobre la mesa.

Nos jugamos mucho y nuestros gobernantes han de trabajar con rigor, seriedad y altas dosis de exigencia. Y explicar con claridad meridiana a las autoridades europeas cuál es la situación de estas Siete Islas Atlánticas.

Asuntos para no olvidar

* Que el Gobierno canario sigue primando a G. Canaria en inversiones económicas. Que los informativos de las televisiones públicas en Canarias son inaguantables por su parcialidad: todas las noticias se producen en la ciudaddelaspalmasdegcanaria y en su provincia. La irritación crece en la de Tenerife.

* Las aguas bajan revueltas en el Gobierno Autónomo, sencillamente porque la consejera de Empleo y Asuntos Sociales, Águeda Montelongo, ha intentado barrer para su casa ?para su provincia en este caso? como siempre ocurre. Y ahora, cuando la majorera ha anunciado un convenio para relanzar medidas contra el paro en Las Palmas y Telde. Este flagrante agravio ha obligado al presidente Martín a prometer un plan similar para el área metropolitana de Tenerife, aunque dejar para "después" no es bueno para la Isla. ¿Por qué estas prisas de la consejera? ¿Será porque los isleños orientales barren siempre para dentro? Los convenios de empleo se deben realizar en función de las necesidades de las islas y las ciudades donde el problema es más virulento.

* Luego dicen que los gcanarios no se lo llevan todo. Hace pocos días, el diputado socialista José Segura ponía sobre la mesa otro desequilibrio más: Tenerife acusa ante G. Canaria un gran retraso para implantar el gas natural. Resulta que el Ministerio de Economía se ha lanzado ya a la construcción de una vital planta de desgasificación en el polígono de Arinaga y aquí, nada de nada de nada.

* El ecologismo mal entendido, muy abundante en las Islas, se opone a cualquier tipo de desarrollo. El progreso requiere tocar el medio ambiente, pero se pueden ejecutar obras sin perjudicar el paisaje. Antes al contrario, lo mejorará en muchos casos con nuevas plantaciones donde antes no existían sino pedregales, con jardines, con avenidas arboladas, etc. El cierre del anillo insular de carreteras, el tren combinado para mercancías y pasajeros, la segunda pista del aeropuerto Reina Sofía y el gran puerto de Tenerife son fundamentales para el progreso de la Isla, respetando el medio ambiente, que es posible sin ninguna duda.

* El Ayuntamiento de Granadilla ha aprobado una declaración institucional que exige al Cabildo y al Gobierno canario una actitud más beligerante ante el Ejecutivo Central en torno a la mejora del aeropuerto Reina Sofía. ¿Cuándo se tomará la decisión para construir la segunda pista? Es el cuento de nunca acabar.

* La vicepresidenta del Gobierno de Canarias, por sí o por su representación del presidente en el acto de la Cámara de Comercio del 30 de octubre, habló de apostar por la superación de las diferencias insulares, partidistas y aldeanas. Bien, señora, pero ¿por qué no se reúne antes con los suyos, con los políticos y dirigentes de su provincia, para exigirles de una vez que dejen de ser tan voraces, que equilibren su "metabolismo político"? Si lo consigue, le daremos la razón.

*** *** ***

UNA LECTORA DE EL DÍA , en una carta a nuestro periódico, dijo, de paso entre otros asuntos, que Las Palmas es la capital real del Archipiélago. Aunque esto venimos advirtiéndolo, nos puso los pelos de punta, porque es así. ¿Lo ven también así nuestros políticos y dirigentes, los de esta provincia?

Pasividad y permisividad son nuestros dos graves defectos.

EDITORIAL