Venezuela

Sigue la incertidumbre en el seno de la familia de Eladio Alonso

La hermana del empresario secuestrado el pasado miercoles en el estado de La Portuguesa señala que "pueden pasar unos diez o quince días hasta que los captores se pongan en contacto con nosotros. Estamos a la espera".
EL DÍA, S/C de Tenerife
2/nov/03 21:55 PM
Edición impresa

La situación en torno al secuestro de Eladio Alonso, cometido el pa-sado miércoles en el estado venezolano de La Portuguesa, no ha variado. Su hermana Ana señaló ayer a EL DÍA, desde su domicilio en Venezuela, que la preocupación e incertidumbre por la suerte de su hermano marcan el presente de toda la familia.

"Hasta hoy (ayer) hemos llevado todo el caso con mucha prudencia y sin hacer prácticamente declaraciones públicas. Sin embargo, hoy nos hemos personado en una emisora de televisión local, así como en un periódico de la ciudad y hemos aportado los datos más importantes y necesarios para la pronta liberación de Eladio".

Eladio Alonso, natural de municipio tinerfeño de Los Realejos, de 40 años de edad, casado y con tres hijos de corta edad, fue secuestrado el pasado miércoles en la hacienda de su propiedad "El Esfuerzo" de Valle Verdem, cerca de la localidad de Ospino, a 385 kilómetros al suroeste de Caracas.

Cinco encapuchados, armados con fusiles de asalto lo esperaron en el interior de la hacienda y a su llegada se lo llevaron en su vehículo. Previamente maniataron a los empleados.

Contacto

Ana Alonso, que trabaja con su hermano en la hacienda "El Esfuerzo", señaló a este periódico que probablemente los secuestradores se pongan en contacto con ella.

"Normalmente, lo sabemos por otros secuestros de otros empresarios, suelen tardar entre diez o quince diez en ponerse en contacto con la familia. Nosotros sólo estamos pendientes de esa llamada y saber la cantidad que piden para su liberación. Lo más importante es su vida y haremos lo que sea necesario para que Eladio vuelva con nosotros".

Las investigaciones policiales siguen su curso. "Los agentes recogieron muchas huellas en la camioneta de mi hermano, en la que lo secuestraron, la abandonaron más tarde y están intentando determinar quiénes son los secuestradores".

Ana Alonso recibe numerosas llamadas de familiares y amistades en estos días. No esperan que la Policía pueda interferir a la hora de pagar el rescate para la liberación de Eladio, ya que temen que podría suponer su muerte.