Nacional

Reabren la verja de Gibraltar tras zarpar el "Aurora"

El crucero, que viaja con turistas afectados por un virus intestinal, abandonó en la tarde de ayer el puerto, tras doce horas atracado, lo que provocó el cierre de la frontera por orden del Gobierno español como medida preventiva.
EFE, Sevilla
4/nov/03 21:59 PM
Edición impresa

El crucero "Aurora", que viaja con turistas afectados por un virus intestinal, abandonó ayer el puerto de Gibraltar tras permanecer casi doce horas atracado en la colonia, lo que provocó el cierre de la verja que une España con el Peñón por orden del Gobierno español como medida preventiva.

Una vez que zarpó a las 18:15 horas el crucero varias decenas de personas con equipaje esperaban a ambos lados la apertura de una verja que el Gobierno de España se comprometió a abrir al tránsito una vez que el "Aurora" abandonara el puerto gibraltareño.

Después de que los pasajeros enfermos no pudieran desembarcar en los puertos de Venecia y Dubrovnik (Croacia), donde el crucero hizo escala, y de que en el de El Pireo (Grecia) las autoridades prohibieron incluso el atraque del buque, el puerto de Gibraltar lo acogió ayer por la mañana.

Crítica de Straw

La llegada del barco hizo que la verja que separa el Peñón con La Línea de la Concepción (Cádiz) fuera cerrada por orden del Gobierno español media hora más tarde, y que medio millar de personas, la mayoría empleados españoles en la colonia, permanecieran concentradas ante la frontera a la espera de poder acceder al Peñón.

El cierre de la verja, que el Gobierno español justificó por prevención, fue calificado de "innecesario y desproporcionado" por el ministro británico de Exteriores, Jack Straw, mientras que el ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, confió a lo largo del día en la apertura "lo antes posible".

El Ministerio español de Exteriores eludió pronunciarse sobre las críticas de Straw y se remitió a las palabras de Javier Arenas, quien achacó la medida a la precaución "para salvaguardar la salud de los españoles", algo que se levantaría cuando hubiera garantías por parte de Gran Bretaña.