Cultura y Espectáculos

El colegio El Chapatal lleva dos meses sin el ascensor que usan los minusválidos

Los delegados sindicales de Ocesp y algunos trabajadores protagonizaron ayer un breve encierro en el centro ante esta carencia, que ha impedido a la media decena de niños con deficiencias físicas que estudian en él una acción tan simple como bajar al recreo durante todo este tiempo.
EL DÍA, S/C de Tenerife
4/nov/03 20:27 PM
Edición impresa

Unos diez delegados sindicales de la Ocesp (Organización Canaria de Empleados y Servicios Públicos), acompañados de varios trabajadores, protagonizaron ayer un breve encierro en el santacrucero colegio El Chapatal, con la intención de llamar la atención sobre la prolongada inoperatividad del ascensor del centro ?que contribuye, entre otras funciones, a elevar a los alumnos minusválidos a la segunda planta del edificio-, un problema que, aseguran, impide a estos estudiantes disfrutar del recreo desde hace dos meses.

José Antonio Pérez, portavoz de la formación, señaló que la instalación del ascensor "fue producto de una larga reivindicación sostenida el año pasado, y que se materializó entonces, pero que este año se ha visto anulada sin que nadie haya pasado escrito alguno al respecto ni se hayan dado explicaciones".

Trastornos

Según el portavoz sindical, el trastorno no sólo se ha causado a la media decena de alumnos con minusvalías que asisten a clase en este colegio, sino que algunos de los trabajadores encargados de trasladarles empujando sus sillas de ruedas por las rampas habilitadas en él "han causado baja recientemente por problemas de espalda, ante la reiterada tarea de trasladar a estos niños, y porque esas rampas exceden en un 20 por ciento el ángulo establecido" para esta tarea, explicó.

"Nadie se ha hecho eco de este problema, mientras los chicos han tenido que permanecer todo este tiempo en el segundo piso mientras sus compañeros bajaban al recreo, limitándose su estancia en el centro escolar a las entradas y salidas", reiteró José Antonio Pérez.

Por otro lado, el director territorial de Educación, José Zenón Ruano, manifestó que "el problema del ascensor se debe a la electricidad, ya que necesita de una acometida especial" para su pleno rendimiento, e informó de que los técnicos estuvieron revisando ayer mismo la maquinaria, con lo que hoy o mañana, explicó, se restaurará este servicio de apoyo. Ello evitó al final de la mañana, según fuentes del centro, que el encierro de los trabajadores se prolongase más tiempo.

Según José Zenón Ruano, se había presentado una denuncia a la inspección de trabajo por este problema. Preguntado por el hecho a veces común de que este tipo de situaciones no se terminan de concretar antes de que se realicen protestas como la encabezada ayer por los sindicatos, el director territorial indicó que "es cierto que a veces las cosas se solucionan a raíz de las protestas, pero en otras ocasiones, como en este caso, ya habíamos comenzado a trabajar en la solución del problema".