Tenerife
LO ÚLTIMO:
Un hombre apuñala mortalmente a su expareja en una tienda de Palma leer

El Cabildo impulsa el Plan Territorial Especial de Ordenación del Turismo

Con la abstención del Grupo Socialista, el Pleno aprobó poner en marcha un instrumento que, a juicio del consejero nacionalista José Manuel Bermúdez, "pretende adaptar la ordenación al ritmo del crecimiento y establecer las previsiones específicas de desarrollo territorial y turístico, conforme a las Directrices".
EL DÍA, S/C de Tenerife
4/nov/03 12:22 PM
Edición impresa

El Pleno extraordinario del Cabildo de Tenerife celebrado ayer aprobó, con la abstención del grupo Socialista, iniciar el Plan Territorial Especial de Ordenación del Turismo de Tenerife, un instrumento que, a juicio del consejero nacionalista José Manuel Bermúdez, "pretende adaptar la ordenación turística a los ritmos y crecimientos que fije trienalmente el Parlamento de Canarias, y establecer las previsiones específicas de desarrollo territorial y turístico conforme a las Directrices".

Ricardo Guerrero argumentó la abstención socialista a la aprobación inicial de este Plan, alegando que sólo contemplaba mínimamente el turismo rural, que se solapaba con otros Planes Territoriales Especiales y, además, que su contenido contradice una directriz de la Ley del Turismo, en relación con la ausencia de un documento que determine la capacidad de carga de cada uno de los sectores.

El consejero criticó la actitud del grupo de gobierno hacia los socialistas, toda vez, dijo, que "desde julio hemos pedido consenso para realizar el Plan y se nos ha respondido con silencio".

El consejero insular de Turismo, José Manuel Bermúdez, detalló que el objetivo del Plan es "establecer la transición hacia un modelo de crecimiento limitado y adaptarlo a las limitaciones turísticas del Plan Insular de Ordenación del Territorio de Tenerife (PIOT) y a las márgenes que establecen las Directrices". Además, respondió al Grupo Socialista que la capacidad de carga "ya aparece en el Plan, porque los suelos están ordenados y tienen establecido un número de plazas".

El vicepresidente resaltó que éste es el primer plan de infraestructuras turísticas que afecta a las Islas con servicios turísticos generales, como es el caso de Tenerife, Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura. "Hemos partido de un modelo turístico que ya existía en Canarias, el que se ha desarrollado en los últimos 40 años, y que supone el motor económico".

Asimismo, explicó que con este plan se está cumpliendo "de una manera razonable" los plazos que establecen las Directrices y también se "están liderando los planeamientos territoriales que se realizan en Canarias".

En este sentido, Bermúdez explicó que ahora resta el trámite de alegaciones, "en el que queremos que participen todos los agentes turísticos, como ayuntamientos, sector empresarial, entre otros, para que haya más aportaciones al Plan", cuya aprobación provisional se realizaría en el primer trimestre de 2004 y la definitiva, a cargo del Gobierno de Canarias, posteriormente.

El consejero popular, Javier Morera, felicitó la puesta en marcha del Plan y destacó que más importante que la aprobación son las alegaciones, por lo que solicitó "flexibilidad para que haya el máximo consenso posible".