Vivir

Los proveedores sanitarios reclaman al SCS una deuda "impresionante"

Los servicios jurídicos de Farmaindustria, suministradora de medicamentos, y la Fenin, conjunto de empresas proveedoras de tecnología sanitaria, denunciaron ayer que los continuos retrasos en el abono de las facturas "están multiplicando el gasto farmacéutico y el coste del nuevo material".
ACN, Las Palmas
4/nov/03 22:00 PM
Edición impresa

Los servicios jurídicos de la Asociación Nacional de Empresas de la Industria Farmacéutica (Farmaindustria) y de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) denunciaron ayer que el Servicio Canario de Salud (SCS) del Gobierno regional acumula "deudas impresionantes por bastantes millones de euros" con las empresas de suministros de medicamentos y de tecnología sanitaria, y advirtieron de que "los impagos de suministros y la tardanza del SCS en pagar están haciendo multiplicar el gasto farmacéutico y el coste del nuevo material sanitario" en las Islas.

Los servicios jurídicos de ambas patronales coincidieron en señalar que "el SCS es el tercero con más deudas acumuladas" con las empresas asociadas a sus organizaciones empresariales tras los servicios públicos sanitarios de las comunidades autónomas de Valencia y Andalucía, y destacaron que no entienden "cómo es posible que el SCS esté dispuesto a asumir los mayores costes que implica no pagar a su debido tiempo, porque todos los recursos presentados en su contra los están ganando sistemáticamente las empresas denunciantes ante los tribunales".

Aseguraron que el SCS "ha mejorado a pesar de todo en el plazo de sus pagos, porque antes registraba una media de 420 días para pagar, media que se ha reducido ahora a 300 días", pero subrayaron que "el SCS sigue incumpliendo en cualquier caso el plazo estipulado de 60 días para pagar que recoge la conocida como Ley de Contratos del Estado, lo que al final le supone abonar además importantes cantidades económicas en concepto de intereses de demora".

Los mencionados servicios jurídicos de Farmaindustria y Fenin resaltaron que "el SCS continúa pagando sus deudas fuera del plazo de 60 días legales para hacerlo", y reseñaron que "las industrias farmacéuticas están en su perfecto derecho de reclamar las cantidades que les corresponden legalmente por los intereses en el retraso de los pagos, que actualmente se cifran en un 4,5 por ciento".

Aseveraron que "el SCS no reconoce encima su enorme volumen de deuda a ese respecto y se limita a pagar al "picoteo" determinadas facturas, pero deja pendiente el pago de muchas de ellas para el siguiente ejercicio presupuestario, engordando así la "pelota" de sus deudas".

Los servicios jurídicos que "el SCS y otros servicios públicos sanitarios autonómicos tendrán que asumir además los costes de las reclamaciones judiciales que están perdiendo un día sí y otro también por retrasos en el pago de los contratos, lo que no sucede en estos momentos", y detallaron que "la nueva normativa europea supondrá doblar las cantidades que hasta ahora venían percibiendo las empresas por este concepto".

Aseguraron que "los responsables sanitarios de las autonomías más endeudadas, entre las que figura Canarias, están muy preocupados ante lo que se les viene encima a partir del 1 de enero".