Vivir

El Hospitalito dispensa más de 18.000 consultas en sus primeros siete meses

El Servicio de Urgencias Pediátricas Dr. Jaime Chaves, conocido popularmente como el Hospitalito, ha abierto más de 12.700 historias clínicas desde su inauguración hasta el pasado 30 de septiembre. Una elevada actividad asistencial causada en parte por el uso indebido del centro por muchos usuarios.
GLADYS PAGÉS, Tenerife
5/nov/03 22:03 PM
Edición impresa

El Hospitalito de Niños de Santa Cruz de Tenerife, como popularmente se conoce al Servicio de Urgencias Dr. Jaime Chaves, ha abierto más de 12.700 historias clínicas y dispensado más de 18.000 consultas a niños menores de catorce años desde su apertura al público, el 7 de marzo, hasta el 30 de septiembre, lo que lo convierte en uno de los centros de asistencia pediátrica más frecuentados del Servicio Canario de Salud (SCS).

De los últimos datos estadísticos facilitados a EL DÍA por la Gerencia de Atención Primaria de Tenerife y el propio Hospitalito, hasta la referida fecha, se desprende que la media de pacientes atendidos de lunes a viernes oscila entre los 65 y 85 niños, cifras que aumentan hasta los 175 los sábados y que pueden superar los 200 durante los domingos. A esto se añade que la afluencia tiene un reparto desigual durante la jornada, lo que provoca que las instalaciones se saturen en determinados momentos.

La gerente de Atención Primaria, Ana Joyanes, declaró al respecto que la disparidad existente entre el número de historias abiertas y de consultas médicas pone de manifiesto que "hay un elevado número de pacientes hiperfrecuentadores", sin que en muchos de los casos el diagnóstico de los pediatras confirme que la patología por la que se requirió asistencia "era verdaderamente una ur-gencia", aclaró.

Uso racional

Añadió que el hecho de que un elevado número de pacientes "utilicen el Hospitalito como un recurso habitual", en vez de acudir a sus respectivos centros de salud, "dificulta la adherencia" al Programa de Atención al Niño Sano del SCS y el seguimiento del pediatra de cabecera de sus pacientes, por lo que consideró que "los usuarios deberían hacer un uso racional de este recurso creado como un servicio de urgencias".

Aunque declaró sentirse "muy contenta con la marcha del centro", satisfacción de la que hizo partícipe a su personal, Ana Joyanes aseguró que se han recibido reclamaciones por esperas excesivas, lo que achacó a la elevada presión asistencial.

La directora del centro, Cleofé Ferrández, confirmó que muchos padres lo utilizan "como si fuera la consulta de pediatría habitual" y que tras su apertura "ha descendido el número de consultas urgentes de los centros de salud". Matizó que "atendemos a todos los niños que demanden asistencia", procedentes en su mayoría de Santa Cruz, La Laguna y Candelaria, pero advirtió de que "el espacio físico no da para más" y que se ha tenido que reforzar la plantilla.