Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La pensión media crece un 3,4% en Canarias en septiembre y se sitúa en 878,76 euros leer

"Que vaya de la cárcel al cementerio"

Según fuentes cercanas a la investigación, el crimen se produjo después de que Ana Vanessa Roque, cuyo cuerpo apareció en el arcén de una carretera de Arona el pasado mes de septiembre, discutiera con el ahora detenido, A.R.F.R., por un asunto relacionado con drogas. Su madre sigue pidiendo justicia.
NURIA DÍAZ, S/C de Tenerife
6/nov/03 10:23 AM
Edición impresa

"No merece estar en la calle, el asesino de mi niña debe ir de la cárcel al cementerio", así de tajante se mostró ayer Esther González, la madre de Ana Vanessa Roque, la joven asesinada en Cabo Blanco, Arona, en septiembre.

El presunto asesino de la joven, que responde a las iniciales A.R.F.R., de 32 años, y que al parecer ha reconocido ser el autor del asesinato, fue detenido el martes sobre las seis de la tarde por el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Playa de las Américas.

Esther González recibió la noticia sobre las ocho de la noche y aseguró, en declaraciones a EL DÍA , que desde ese momento la familia está "más contenta" porque ya saben "quién le hizo esto a mi niña". Reconoció que no sabe exactamente de quién se trata, aunque al ser un amigo de su hija y vecino del barrio de Túnez, en Arona, no descarta conocerlo en cuanto lo vea.

La noticia cogió por sorpresa a la familia de Ana Vanessa y, según contó su madre, por primera vez desde que ocurrió el trágico suceso "me acosté tranquila en la cama y pude dormir".

Esther González resaltó la labor de la Guardia Civil "que ha trabajado mucho y de maravilla" hasta conseguir dar con el responsable de la muerte de Vanessa, cuyo cuerpo fue hallado el pasado 21 de septiembre en el margen de la carretera que une los núcleos de Camella y Arona.

Un trabajo minucioso

Desde que fue hallado el cuerpo de la joven, la Guardia Civil comenzó a reconstruir lo sucedido la noche del 20 de septiembre, para lo que interrogó a más de 30 personas, que en algunos casos se encontraban fuera del Archipiélago.

Asimismo, las pesquisas pudieron determinar que esta muerte se debió a una discusión que mantuvieron víctima y agresor relacionada con un asunto de drogas.

Contradicciones

Las contradicciones entre las manifestaciones del supuesto asesino cuando fue llamado como testigo y las de otras personas, pusieron a la Guardia Civil sobre su pista. Sospecha que luego se confirmó gracias a unas muestras de ADN recogidas en el lugar del crimen.

Familiares y vecinos de Ana Vanessa acudieron ayer a los juzgados de Los Cristianos y esperaron hasta las tres de la tarde para poder ver al presunto asesino, sin embargo, no lograron su objetivo. T.A.F.R. será hoy puesto a disposición judicial, y volverán a hacer guardia para "preguntarle por qué hizo eso" y para pedir justicia.