Canarias

Barnier reconoce la necesidad de un "tratamiento particular"

El comisario de Política Regional de la UE afirmó ayer tras una reunión en Bruselas con el presidente del Gobierno de Canarias, Adán Martín, que espera encontrar una "solución específica a nivel financiero y a nivel reglamentario".
EFE, Bruselas
8/nov/03 16:38 PM
Edición impresa

El comisario de Política Regional, Michel Barnier, dijo ayer que debe haber un "tratamiento particular, de una manera u otra, para las regiones ultraperiféricas (RUP) como Canarias" y que espera encontrar una "solución específica a nivel financiero y a nivel reglamentario".

Barnier realizó estas declaraciones tras reunirse con el presidente del Gobierno de Canarias, Adán Martín, quien viajó a Bruselas para exponer "la situación específica del tema canario dentro de las RUP" y discutir con el comisario cómo afectará a su región.

La Comisión Europea (CE) presentará en diciembre su informe sobre cohesión económica y social en la UE, que incluye un capítulo dedicado a las RUP, a la vez que la Dirección General de Política Regional está preparando un "informe especial" sobre esas regiones, según fuentes comunitarias.

Barnier explicó que la propuesta de la CE se hará globalmente después de que el presidente del Ejecutivo de la UE, Romano Prodi, haya presentado su propuesta para la futura agenda financiera, "en diciembre o un poco más tarde".

Canarias perderá su condición de "objetivo 1" en la Unión ampliada, al sobrepasar el 75 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) medio comunitario, no por el llamado efecto estadístico sino por su propio desarrollo, por lo que se prevé que reciban menos ayudas que el resto de las RUP con menos recursos.

Según Barnier, el "objetivo 1" es un "objetivo de convergencia económica, con criterios muy precisos" y cuando se sale "es la prueba de que hemos conseguido un mayor nivel de desarrollo, incluso si permanecen problemas y dificultades".

No obstante, agregó que en Canarias y en otras RUP hay "una realidad que no cambia, que es la ultraperiferia, el hecho de ser un archipiélago, el hecho de estar muy alejadas".

"Esto las disminuye en relación al continente, lo que justifica un tratamiento permanente a nivel de reglamento, de adaptaciones y, sin duda, también a nivel de ayudas financieras", añadió.

El comisario aseguró que Bruselas tendrá en cuenta para las regiones ultraperiféricas dos elementos: la situación económica, objetivamente, y su nivel de desarrollo.

"Creo que es justo tener el cuenta el desarrollo para fijar el nivel de las ayudas. Las regiones que tienen más retraso son las que más ayudas reciben y las que tienen un nivel de vida más elevado reciben menos. Este es el caso de Canarias, la Martinica, Madeira o las Azores", dijo.

Por otro lado, señaló que, tal y como ya dijo en la reunión de la semana pasada de presidentes de las RUP en Martinica, está trabajando para "continuar apoyando el desarrollo de las RUP y de Canarias en particular".

Por su parte, el presidente canario, Adán Martín, explicó que durante su encuentro con Barnier intercambiaron opiniones para conseguir el "objetivo específico RUP" para Canarias, que espera, dijo, "se mantenga lo más similar posible a lo que puede ser un "objetivo 1", así como "poder mantener un sistema muy similar a las actuales ayudas de Estado".

El presidente canario explicó que Barnier se comprometió a mantenerles informados de como evoluciona el tema de las RUP y que ellos seguirán son su "argumentación para ver cómo se va a construir ese lugar especial" para las regiones alejadas.

Martín, quien aseguró que entienden la "situación compleja" que hay en la CE en cuanto a la política de cohesión, reiteró que saben que los fondos pueden variar al tener mayor PIB y que, "por solidaridad, que hay que hablar de una diferente intensidad en las medidas, pero que aspiran al máximo en todo lo que hoy se deriva de las ayudas objetivo 1".