Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Tenerife no pudo con el Córdoba (1-1) leer

...Y el "chico" GANÓ


10/nov/03 12:35 PM
Edición impresa

Gran victoria del Unelco Tenerife en un partido trabado en el que el equipo canario supo estar más tranquilo que el Manresa en el momento de la verdad. El acierto en el tiro libre en el último cuarto y la superioridad del juego interior de Savané y Hopkins fueron la clave de un triunfo que su puso a si mismo la primera derrota del Manresa en casa.

El partido ofreció de todo menos juego lucido. Unos y otros intentaron irse en el marcador llegando a conseguirlo en dos ocasiones el Manresa y en una el Tenerife pero sin rematar la faena ninguno de ellos por lo que se llegó a los minutos finales con resultado incierto.

De entrada, por ejemplo, tardó 4:12 el Tenerife para meter la primera canasta en juego. Había sido necesario un tempranero tiempo muerto de Paco García para darle un toque de atención a sus jugadores tras un 12-1 de salida (minuto 4).

El Manresa había salido con la quinta velocidad y con el juego que más le gusta, corriendo la pista y con anotaciones de sus tres mejores hombres Williams, Laviña y Oliver. En el Unelco, en cambio, su cinco se contagió del frío de la ciudad hasta que Nacho Yañez entró en calor y sostuvo a su equipo reabriéndolo de ese primer tirón local (16-13, minuto 8), con seis puntos casi consecutivos del alero. Al final del primer cuarto, se llegaría con la misma desventaja de tres puntos (20-17).

El segundo tirón local llegó con el inicio del segundo cuarto y con David Gil por primera vez este año en Liga en posición de base. Un 14-6 de salida ponía la máxima ventaja en el marcador para los de Ricard Casas (34-23, minuto 14) momento en el que García solicitó un nuevo tiempo muerto disponiendo en ese momento de una zona 1-3-1 que recuperó terreno perdido con un 0-7 de parcial, siendo Palladino el estilete.

Savané había dado un susto en una caída fortuita y esa segunda remontada previa se fraguó tras su vuelta a pista y la de Corrales. El minuto de Casas no interrumpió la recuperación visitante que, dominando el rebote en zona propia (sólo tres ofensivos del Ricoh en toda la primera mitad), llegó el descanso con el empate a 39.

La segunda parte salió más trabada que la primera. Ambos equipos acumulaban errores y de ese intercambio de fallos quien resultó beneficiado fue el Tenerife con un Santi Toledo anotando en los rebotes ofensivos. Una canasta suya culminaba un parcial de 1-11 en los últimos tres minutos del tercer cuarto (48-57).

El último período empezó además con canasta de Savané y la máxima ventaja del partido para el Unelco (48-59, minuto 31).

El base Alberto Óliver se echó el equipo al hombro y anotó nueve puntos casi consecutivos que situaban al Ricoh a las puertas del empate (61-63, minuto 36). Sin embargo el acierto en los tiros libres del Tenerife ante la defensa a la desesperada de los de Casas fue determinante para mantener el marcador en franquicia.

Iván Rodríguez fue en ese momento un hombre importante con seis lanzamientos libres anotados sin error y con dos recuperaciones (ante Óliver y taponando un triple de Espil), justo cuando más convenía que el Manresa llegara a ponerse por delante (65-73, minuto 39).

Con todo caso decidido, el último minuto dio para mucho. Hubo tiempo para dos triples de Óliver, para varias faltas consecutivas locales e incluso para una bronca final que supuso una doble técnica a Singla y Yáñez perdonándose a Espil una agresión al alero tinerfeño y cuando menos una amonestación a Corrales por encararse con el público.