Cultura y Espectáculos

Eladio de la Cruz: "Para mí la escultura siempre es equilibrio total "

El artista tinerfeño, muy vinculado a la enseñanza de las Bellas Artes en la Isla, presentará una selección de una treintena de sus obras, producidas entre los años 70 y la actualidad, en una exposición que se desarrollará, a partir del 14 de noviembre, en el Colegio de Aparejadores de Santa Cruz de Tenerife.
RAÚL GORROÑO, S/C de Tfe.
12/nov/03 20:28 PM
Edición impresa

La evolución estilística de la escultura del artista tinerfeño Eladio de la Cruz, que dentro de poco tendrá un museo dedicado a su obra en Garachico, se podrá contemplar en una exposición que se inaugurará este viernes, 14 de noviembre, en la sala del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Santa Cruz de Tenerife.

Este veterano escultor mostrará una variada selección de treinta obras realizadas entre los años 70 y la actualidad, que han sido elaboradas con materiales tan diversos como piedra (chasnera y ahora de Tindaya), madera, bronce y terracota, aunque también ha esculpido en piedra artificial y escayolas patinadas, todo depende del motivo que vaya a tallar.

Si algo refleja la colección que va a presentar este creador es el hondo sentido expresionista que preside su poética, dominada por la figura humana y el retrato. "Toda mi obra está dentro de un estilo expresionista, porque es lo que más siento, y la obra refleja el estado anímico de uno. Hago obra figurativa, pero son retratos de encargo (doctor Chiscano, Leoncio Rodríguez, José Siverio, etcétera). En estos casos uno se tiene que amarrar a una idea determinada, aunque a veces difumino el rostro. Luego hay otra parte de mi obra que está definida por lo que me va dictando el momento actual, que es la parte quizás más expresionista", puntualizó.

Este autor, que ha sido profesor en la Facultad de Bellas Artes y en la Escuela de Arte Fernando Estévez, matizó que en su producción "casi siempre habrá un poco de tristeza, pero no desgarradora, porque tampoco pretendo que la gente sufra, sino más bien quiero reflejar recogimiento, como ocurre con las maternidades que he realizado".

Según él, "la obra marca el estado anímico y el momento actual que estoy viviendo, como la que he titulado La protesta, contra la guerra. Quiero que la escultura lleve ese mensaje, aunque es el espectador en el que marca la evolución de la obra y su interpretación. El artista lo primero que tiene que reflejar en la obra es lo que siente por ella, porque sino sería un poco anárquica".

Eladio de la Cruz confesó que antes de abordar un proyecto realiza un esbozo, un boceto. "Siempre pienso un tema y después parto de bocetos. Veo el formato de la piedra o la madera y la meto en ella, pero siempre es una obra preconcebida, por eso las titulo".

Este buscador de formas y volúmenes en el espacio aseguró que "para mí la escultura siempre es equilibrio total. Forma un bloque. Juego con la idea de que el sentido del volumen tenga equilibrio por todos los puntos. Está hecha para verla desde cualquier ángulo. Tengo algunas obras en sentido horizontal, pero siempre hay algo que le marca verticalidad".

También reconoció que todo su trabajo se mueve en el mundo de la figuración. "Siempre me agarro a la figura humana, nunca me apartaría de ella, sobre todo de la maternidad", pero "no llego a la abstracción. Al principio intenté hacer algo abstracto, pero me da la impresión de que no llego al público. Lo que hago es estilizar la obra. Todo está dentro de lo figurativo, pero siempre idealizado"

Por último, De la Cruz aclaró que su fuente de inspiración es el entorno cotidiano, la vida misma. "Me inspiro en lo que me rodea. Observo espacios, o las nubes, e intuyo formas que luego intento llevar a la realidad con un concepto que marque mi estado de ánimo. Son mensajes de la vida cotidiana. Mi obra siempre refleja lo que estamos viviendo ahora mismo, lo que ocurre alrededor. Yo no voy con una pancarta a la calle, pero sí protesto a través de mis obras".

La evolución estilística de la escultura del artista tinerfeño Eladio de la Cruz, que dentro de poco tendrá un museo dedicado a su obra en Garachico, se podrá contemplar en una exposición que se inaugurará este viernes, 14 de noviembre, en la sala del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Santa Cruz de Tenerife.

Este veterano escultor mostrará una variada selección de treinta obras realizadas entre los años 70 y la actualidad, que han sido elaboradas con materiales tan diversos como piedra (chasnera y ahora de Tindaya), madera, bronce y terracota, aunque también ha esculpido en piedra artificial y escayolas patinadas, todo depende del motivo que vaya a tallar.

Si algo refleja la colección que va a presentar este creador es el hondo sentido expresionista que preside su poética, dominada por la figura humana y el retrato. "Toda mi obra está dentro de un estilo expresionista, porque es lo que más siento, y la obra refleja el estado anímico de uno. Hago obra figurativa, pero son retratos de encargo (doctor Chiscano, Leoncio Rodríguez, José Siverio, etcétera). En estos casos uno se tiene que amarrar a una idea determinada, aunque a veces difumino el rostro. Luego hay otra parte de mi obra que está definida por lo que me va dictando el momento actual, que es la parte quizás más expresionista", puntualizó.

Este autor, que ha sido profesor en la Facultad de Bellas Artes y en la Escuela de Arte Fernando Estévez, matizó que en su producción "casi siempre habrá un poco de tristeza, pero no desgarradora, porque tampoco pretendo que la gente sufra, sino más bien quiero reflejar recogimiento, como ocurre con las maternidades que he realizado".

Según él, "la obra marca el estado anímico y el momento actual que estoy viviendo, como la que he titulado La protesta, contra la guerra. Quiero que la escultura lleve ese mensaje, aunque es el espectador en el que marca la evolución de la obra y su interpretación. El artista lo primero que tiene que reflejar en la obra es lo que siente por ella, porque sino sería un poco anárquica".

Preconcebido

Eladio de la Cruz confesó que antes de abordar un proyecto realiza un esbozo, un boceto. "Siempre pienso un tema y después parto de bocetos. Veo el formato de la piedra o la madera y la meto en ella, pero siempre es una obra preconcebida, por eso las titulo".

Este buscador de formas y volúmenes en el espacio aseguró que "para mí la escultura siempre es equilibrio total. Forma un bloque. Juego con la idea de que el sentido del volumen tenga equilibrio por todos los puntos. Está hecha para verla desde cualquier ángulo. Tengo algunas obras en sentido horizontal, pero siempre hay algo que le marca verticalidad".

También reconoció que todo su trabajo se mueve en el mundo de la figuración. "Siempre me agarro a la figura humana, nunca me apartaría de ella, sobre todo de la maternidad", pero "no llego a la abstracción. Al principio intenté hacer algo abstracto, pero me da la impresión de que no llego al público. Lo que hago es estilizar la obra. Todo está dentro de lo figurativo, pero siempre idealizado"

Por último, De la Cruz aclaró que su fuente de inspiración es el entorno cotidiano, la vida misma. "Me inspiro en lo que me rodea. Observo espacios, o las nubes, e intuyo formas que luego intento llevar a la realidad con un concepto que marque mi estado de ánimo. Son mensajes de la vida cotidiana. Mi obra siempre refleja lo que estamos viviendo ahora mismo, lo que ocurre alrededor. Yo no voy con una pancarta a la calle, pero sí protesto a través de mis obras".