Tenerife Sur

Arona investigará la realidad de la inmigración en el pueblo de El Fraile

Gracias a la firma de un convenio con el Cabildo, tres técnicos realizarán un trabajo de campo para determinar las carencias que existen y planificar las pautas de trabajo, que pretenden favorecer un mejor proceso de integración y equilibrio entre las diferentes culturas que cohabitan en la localidad.
PEDRO FUMERO, Arona
16/nov/03 19:46 PM
Edición impresa

La Concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Arona está realizando una investigación sobre la población inmigrante que vive en este municipio. El objetivo del proyecto, que se centrará en el núcleo de El Fraile, es conocer la realidad social de estas personas y cómo está produciéndose su integración en la comunidad. Se trata de la primera vez que la corporación afronta un reto de estas características, a pesar del peso específico que han ido adquiriendo los foráneos en muchos pueblos, sobre todo en la zona costera y las medianías.

La edil responsable de la iniciativa, Marta Melo, adelantó ayer a EL DÍA que para llevar a cabo dicha labor se ha firmado un convenio con el Cabildo de Tenerife, que ha permitido contratar a tres personas desempleadas, como son un pedagogo, una trabajadora social y un licenciado en filología árabe.

Hasta ahora, este equipo multidisciplinar ha elaborado la planificación del trabajo de campo que se hará por las calles y recursos sociales de un barrio caracterizado por la pluralidad cultural y donde ya se han registrado algunos choques entre los residentes y los recién llegados.

Melo explica que desde el consistorio se apuesta por "multiculturalidad", la integración, la tolerancia y el respeto entre los habitantes. Sin embargo, tal planteamiento requiere mecanismos que permitan a los gobernantes saber cuáles son las deficiencias y qué pautas deben seguirse para corregirlas, favoreciendo el equilibrio entre los diferentes colectivos étnicos.

El trabajo de investigación se hará mediante encuestas y entrevistas a agentes sociales y representantes de determinados recursos, como pueden ser el centro cultural, los colegios o la iglesia, entre otros.

La responsable de Servicios Sociales reconoce que su organismo posee datos oficiales y estadísticas, pero quiere ir más allá en el conocimiento de cómo se vive diariamente el fenómeno de la inmigración.

Arona colabora con en el desarrollo de las III Jornadas europeas sobre intercambios laborales, que están organizadas por la Fundación Humanismo y Democracia y que este año tratan sobre el trabajo del inmigrante como contribución al modelo social europeo.

El pasado viernes, 14 de noviembre, hubo una visita de los participantes al municipio sureño, donde, además de apreciar los pocos recursos existentes para atender a los inmigrantes, conocieron un poco más la realidad del municipio en esta materia y qué hace el ayuntamiento.

El alcalde, José Alberto Gon-zález Reverón, aseguró en el acto que la atracción de mano de obra foránea ha generado un crecimiento demográfico "brutal", con una media del 13 por ciento anual, así como desequilibrios en la demanda y oferta de servicios. Indicó que dicha evolución también ha provocado que "muchas veces nos veamos apurados y con dificultades para atender las necesidades desde el punto de vista sanitario, educativo, transportes, carreteras y seguridad". El regidor añadió que también ha ocasionado una grave presión sobre el territorio, con un deterioro paisajístico y medioambiental.

La Concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Arona está realizando una investigación sobre la población inmigrante que vive en este municipio. El objetivo del proyecto, que se centrará en el núcleo de El Fraile, es conocer la realidad social de estas personas y cómo está produciéndose su integración en la comunidad. Se trata de la primera vez que la corporación afronta un reto de estas características, a pesar del peso específico que han ido adquiriendo los foráneos en muchos pueblos, sobre todo en la zona costera y las medianías.

La edil responsable de la iniciativa, Marta Melo, adelantó ayer a EL DÍA que para llevar a cabo dicha labor se ha firmado un convenio con el Cabildo de Tenerife, que ha permitido contratar a tres personas desempleadas, como son un pedagogo, una trabajadora social y un licenciado en filología árabe.

Hasta ahora, este equipo multidisciplinar ha elaborado la planificación del trabajo de campo que se hará por las calles y recursos sociales de un barrio caracterizado por la pluralidad cultural y donde ya se han registrado algunos choques entre los residentes y los recién llegados.

Melo explica que desde el consistorio se apuesta por "multiculturalidad", la integración, la tolerancia y el respeto entre los habitantes. Sin embargo, tal planteamiento requiere mecanismos que permitan a los gobernantes saber cuáles son las deficiencias y qué pautas deben seguirse para corregirlas, favoreciendo el equilibrio entre los diferentes colectivos étnicos.

El trabajo de investigación se hará mediante encuestas y entrevistas a agentes sociales y representantes de determinados recursos, como pueden ser el centro cultural, los colegios o la iglesia, entre otros.

La responsable de Servicios Sociales reconoce que su organismo posee datos oficiales y estadísticas, pero quiere ir más allá en el conocimiento de cómo se vive diariamente el fenómeno de la inmigración.

En el modelo europeo

Arona colabora con en el desarrollo de las III Jornadas europeas sobre intercambios laborales, que están organizadas por la Fundación Humanismo y Democracia y que este año tratan sobre el trabajo del inmigrante como contribución al modelo social europeo.

El pasado viernes, 14 de noviembre, hubo una visita de los participantes al municipio sureño, donde, además de apreciar los pocos recursos existentes para atender a los inmigrantes, conocieron un poco más la realidad del municipio en esta materia y qué hace el ayuntamiento.

El alcalde, José Alberto Gon-zález Reverón, aseguró en el acto que la atracción de mano de obra foránea ha generado un crecimiento demográfico "brutal", con una media del 13 por ciento anual, así como desequilibrios en la demanda y oferta de servicios. Indicó que dicha evolución también ha provocado que "muchas veces nos veamos apurados y con dificultades para atender las necesidades desde el punto de vista sanitario, educativo, transportes, carreteras y seguridad". El regidor añadió que también ha ocasionado una grave presión sobre el territorio, con un deterioro paisajístico y medioambiental.