Canarias
MIGUEL CONCEPCIÓN CÁCERES PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE LA CONSTRUCCIÓN DE SANTA CRUZ DE TENERIFE

"La falta de vivienda genera frustración en los canarios"

El principal responsable de Acot se muestra contrario a invertir la RIC en el exterior y advierte de la gravedad que ha adquirido en el Archipiélago el problema de la carencia de viviendas sociales.
EL DÍA, S/C de Tenerife
16/nov/03 16:38 PM
Edición impresa

La posibilidad de destinar la Reserva de Inversiones (RIC) al desarrollo de proyectos en el exterior se ha convertido en uno de los grandes debates de los últimos meses. Una de las entidades que se ha mostrado más combativa contra dicha posibilidad es Acot, la asociación que integra a los constructores de la provincia tinerfeña. Su presidente, Miguel Concepción, explica los motivos que llevan a uno de los sectores más importantes de la economía canaria a expresar su rechazo, además de referirse a otros asuntos relacionados con su sector.

?¿Qué opina sobre la posibilidad de invertir parte de los recursos de la RIC fuera de Canarias?

?Rechazo esta propuesta. La admitiría en determinados casos en que no generara competencia para las islas y favoreciera relaciones económicas con nuestro entorno próximo, pero opino que no se debe plantear hasta que hayamos superado nuestro retraso histórico en muchos ámbitos. Es indudable que hemos dado un salto significativo en infraestructuras, pero un instrumento económico y extraordinario de la magnitud de la RIC exige planteamientos razonables, pues corremos un verdadero riesgo si no lo empleamos en la creación de empleo y riqueza en el Archi-piélago. Capítulos como las in-fraestructuras y la vivienda merecen un tratamiento más ambicioso por parte de la RIC. La propia dimensión que alcancen las empresas canarias será el factor determinante de su proyección exterior, debemos fortalecerlas y con los recursos que nos proporciona la RIC resolver importantes problemas pendientes. Además, creo que debemos extremar la prudencia en África. Hay que estar allí, pero con las mayores garantías posibles.

?¿Por qué considera que la RIC debe ser más ambiciosa en las infraestructuras y la vivienda?

?En una época como la actual en que la economía canaria no presenta síntomas de crisis, pero sí de desaceleración, los empresarios se encuentran con dificultades de materializar las dotaciones efectuadas. En la actualidad las alternativas a la materialización son, por un lado, la denominada materialización indirecta, esto es, a través de sociedades que vayan a realizar inversiones, o directamente en infraestructuras. En ambos casos el mecanismo es el mismo, el organismo público competente proyectaría la ejecución de una obra con recursos aportados por los empresarios y, a partir del quinto año, buscaría la financiación pública adecuada para retornar dichos fondos. Así podríamos acometer infraestructuras necesarias y viviendas de alquiler con financiación privada, y el empresario obtendría una rentabilidad simbólica sobre sus inversiones.

?¿Qué opina sobre la situación actual de la moratoria turística?

?Vivimos un momento muy especial en Canarias, pues después de varios años se ha formado un Gobierno con una amplia base, con una importante mayoría en el Parlamento y buenas y fluidas relaciones con la Administración central. Es preciso un replanteamiento importante de determinadas políticas, especialmente en la gestión del suelo, y sería bueno una fórmula que conciliara la sostenibilidad del medio ambiente y el desarrollo económico. La moratoria podrá originar problemas de incertidumbre jurídica, un parón de la economía a medio plazo y la destrucción de puestos de trabajo. Es precisa una definición política del Gobierno en su conjunto y nuevas propuestas que permitan al sector de la construcción mirar con optimismo el medio y largo plazo.

?¿Qué opinión le merece el estado de ejecución del actual Plan Canario de Vivienda?

? Se puede y debe mejorar y hay que situarlo en un contexto más amplio, ligándolo a una necesaria iniciativa que debe afrontar definitivamente el encarecimiento de la vivienda y una política sobre el suelo que pueda dar respuesta a las demandas de los ciudadanos y que oriente las previsiones empresariales, de forma que los efectos negativos de la moratoria turística en la construcción se vean aminorados por el mayor fomento de edificación de nuevas viviendas. En los últimos años hemos estado más pendientes de las Directrices, de la ejecución de las infraestructuras derivadas de los convenios con la Administración central, y atendiendo a una demanda de vivienda privada que ha distraído la atención de las administraciones sobre una política destinada a obtener suelo para la vivienda social. El problema está adquiriendo tales dimensiones que podrá ser uno de los mayores, si no el principal, referente de los programas de los partidos políticos en las futuras elecciones. Hasta el día de hoy no se han dado soluciones y se ha extendido un sentimiento de frustración entre los ciudadanos, que ven cada día más lejos la posibilidad de acceder a una vivienda. Además, no se adoptan iniciativas para favorecer el mercado de alquiler, complicando la situación.

?La Audiencia Provincial ha fallado recientemente dándole la razón sobre la demanda que interpuso junto a otros empresarios por su expulsión de Fepeco, ¿cuál es el alcance de la sentencia?

?La sentencia confirma absolutamente que estábamos cargados de razón desde un principio, pues afirma que fuimos expulsados arbitrariamente, porque ninguno de los expulsados dimos nunca motivo para el injustificado proceder de la junta directiva de Fepeco, y además pone de manifiesto, de forma muy clara, que se produjo un abuso porque la junta directiva de entonces se extralimitó e hizo un ejercicio incorrecto de las normas de la asociación. En este sentido, el fallo de la Audiencia señala que hay una doctrina muy clara tanto del Tribunal Supremo como del Tribunal Constitucional. En una lectura más social de la sentencia se evidencia lo que ya manifestábamos entonces, que en la Junta de Fepeco había una actitud arbitraria y no democrática, contraria a las más elementales formas de convivencia y de asociacionismo, pues, como ahora señalan los tribunales de Justicia, convirtiéndose en juez y parte, acordó una expulsión sumaria de importantes y muy representativas empresas del sector de la construcción de la provincia, sin dar ninguna oportunidad para que nos defendiéramos, dejándonos en una total indefensión.

?¿Qué precedente sienta sobre el derecho de asociación?

?La sentencia nos hace justicia e impone criterios fundamentales para el ejercicio del derecho de asociación, con las garantías de un estado democrático, que se ve amenazado con prácticas como las que llevó a cabo la junta directiva de Fepeco. Hemos defendido nuestros derechos porque en una democracia es muy importante combatir aquellas prácticas que amenazan al derecho a la asociación y, en este caso, al asociacionismo empresarial. La Junta de Fepeco pretendió atacar la confianza y la seguridad de pertenecer a una asociación; ahora toda la sociedad tinerfeña comprobará cómo se han desacreditado sus dirigentes, pues se han evidenciado conductas y formas de actuar que la sociedad afortunadamente ha rechazado y superado.

MIGUEL CONCEPCIÓN CÁCERES PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE LA CONSTRUCCIÓN DE SANTA CRUZ DE TENERIFE