Sucesos

Empieza el juicio con jurado contra el hombre que golpeó hasta matar a su compañero


EL DÍA, S/C de Tenerife
18/nov/03 10:24 AM
Edición impresa

EL DÍA, S/C de Tenerife

Hoy comienza el juicio con jurado popular contra Surendiran S., quien se encontraba compartiendo un apartamento en el hotel La Pinta (Playa de las Américas) en diciembre de 2001, cuando acabó con la vida de su compañero de piso utilizando los puños y las piernas.

La selección del jurado popular se llevará a cabo hoy durante la mañana y tras constituir el tribunal se leerá el escrito de acusación y se dará paso a escuchar al acusado.

Mañana miércoles estaba previsto que se celebrara una videoconferencia donde tenían que comparecer los médicos forenses de Madrid, pero han preferido estar presentes en la Sala de lo Penal de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife.

El procesado invitó a la víctima la tarde anterior a compartir el apartamento y, sobre la una y media de la noche del día 6 de diciembre, tras haber tomado algo de alcohol, comenzó a golpearla de forma violenta con sus puños y pies comenzando por el cuello, lo cual hizo que la víctima no pudiera pedir auxilio.

El Ministerio Fiscal solicita 15 años de prisión por un delito de homicidio y una indemnización para los familiares del fallecido de 180.303 euros.

Por su parte, la defensa solicita, en su escrito provisional la libre absolución al considerar que su defendido "llevaba tres años sufriendo depresiones, ansiedad, alcoholismo e insomnio, así como intentos de acabar con su vida y trastornos delirantes, lo que motivó el abandono de varias ocupaciones".

Le dijo que no era gay

Tras conocer a la víctima le invitó a su apartamento y "después de beber unas cervezas decidieron irse a dormir. Cuando el acusado dormía se despertó al percatarse de que la víctima le tocaba los testículos, lo cual le produjo una enorme excitación, se levantó y le ordenó que cogiera sus pertenencias y dejara el apartamento". Lejos de hacerle caso le sonrió y volvió a tocarlo, por lo que según el acusado sufrió un ataque de cólera y tras decirle que él no era gay comenzó a golpearlo.

Según el escrito del fiscal, el súbdito francés falleció por traumatismo craneal severo y de la vía aérea superior, traumatismo en la tráquea que se acompaña con lesión cerebral y hemorragia externa masiva.

El imputado no presentaba síntomas ni signos que hicieran pensar en una pérdida del juicio del autor de la muerte.

Sobre las tres de la madrugada, tras dejar a la víctima en la habitación, bajó a recepción y requirió al empleado del hotel que "sacara a ese fulano de su habitación porque le estaba molestando".

Las lesiones que presentaba el cuerpo eran numerosas y fueron causadas con los puñetazos y patadas del agresor a la víctima, sin que hasta el momento se sepa si éste tuvo la oportunidad de defenderse.

Hoy comienza el juicio con jurado popular contra Surendiran S., quien se encontraba compartiendo un apartamento en el hotel La Pinta (Playa de las Américas) en diciembre de 2001, cuando acabó con la vida de su compañero de piso utilizando los puños y las piernas.

La selección del jurado popular se llevará a cabo hoy durante la mañana y tras constituir el tribunal se leerá el escrito de acusación y se dará paso a escuchar al acusado.

Mañana miércoles estaba previsto que se celebrara una videoconferencia donde tenían que comparecer los médicos forenses de Madrid, pero han preferido estar presentes en la Sala de lo Penal de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife.

El procesado invitó a la víctima la tarde anterior a compartir el apartamento y, sobre la una y media de la noche del día 6 de diciembre, tras haber tomado algo de alcohol, comenzó a golpearla de forma violenta con sus puños y pies comenzando por el cuello, lo cual hizo que la víctima no pudiera pedir auxilio.

El Ministerio Fiscal solicita 15 años de prisión por un delito de homicidio y una indemnización para los familiares del fallecido de 180.303 euros.

Por su parte, la defensa solicita, en su escrito provisional la libre absolución al considerar que su defendido "llevaba tres años sufriendo depresiones, ansiedad, alcoholismo e insomnio, así como intentos de acabar con su vida y trastornos delirantes, lo que motivó el abandono de varias ocupaciones".

Tras conocer a la víctima le invitó a su apartamento y "después de beber unas cervezas decidieron irse a dormir. Cuando el acusado dormía se despertó al percatarse de que la víctima le tocaba los testículos, lo cual le produjo una enorme excitación, se levantó y le ordenó que cogiera sus pertenencias y dejara el apartamento". Lejos de hacerle caso le sonrió y volvió a tocarlo, por lo que según el acusado sufrió un ataque de cólera y tras decirle que él no era gay comenzó a golpearlo.

Según el escrito del fiscal, el súbdito francés falleció por traumatismo craneal severo y de la vía aérea superior, traumatismo en la tráquea que se acompaña con lesión cerebral y hemorragia externa masiva.

El imputado no presentaba síntomas ni signos que hicieran pensar en una pérdida del juicio del autor de la muerte.

Sobre las tres de la madrugada, tras dejar a la víctima en la habitación, bajó a recepción y requirió al empleado del hotel que "sacara a ese fulano de su habitación porque le estaba molestando".

Las lesiones que presentaba el cuerpo eran numerosas y fueron causadas con los puñetazos y patadas del agresor a la víctima, sin que hasta el momento se sepa si éste tuvo la oportunidad de defenderse.