Sucesos

Un barco con 1.300 kilos de cocaína es apresado cerca de las costas canarias

En esta operación contra el narcotráfico también fueron detenidas trece personas, entre ellas el capo gallego Ramiro Somoza, que se encontraba fugado de la Justicia y bajo orden de busca y captura y que ha trabajado para Sito Miñanco. La embarcación llegará en diez días a la capital grancanaria.
EFE, Villagarcía de Arousa
18/nov/03 10:24 AM
Edición impresa

Trece personas han sido detenidas, entre ellas el capo gallego Ramiro Somoza, en una operación contra el narcotráfico desarrollada la madrugada del lunes en aguas próximas a las costas de Canarias, en la que se intervinieron 1.300 kilos de cocaína.

La investigación fue llevada a cabo por la Unidad de Lucha Contra la Droga y el Crimen organizado (UDYCO), a instancias del juez de Villagarcía José Antonio Vázquez Taín.

Fuentes cercanas a la investigación aseguraron que la operación todavía no ha concluido, por lo que no se descartan nuevas detenciones, que se sumarían a las trece practicadas hasta ahora, nueve correspondientes a ciudadanos venezolanos.

La operación antidroga ha permitido la detención del cabecilla, el capo Ramiro Somoza, un vecino de Cambados que se encontraba fugado de la Justicia y bajo orden de busca y captura, y que había trabajado para Sito Miñanco y otros conocidos narcotraficantes.

Procedente de Sudamérica

La UDYCO, según las mismas fuentes, había iniciado una investigación en junio al tener constancia de que Ramiro Somoza tenía intención de introducir un alijo de cocaína procedente de sudamérica a Galicia.

Tras numerosas gestiones y un seguimiento puntual, la Policía consiguió desbaratar los planes de la organización, y con el apoyo de un buque de la Armada procedió a la intervención del barco y a la detención de los nueve tripulantes que se encontraban a bordo de la embarcación, que tiene previsto llegar en unos diez días al Arsenal Militar de la capital grancanaria.

Paralelamente, la Policía detuvo en tierra a otras cuatro personas, entre ellas al presunto cerebro de la organización, Ramiro Somoza, sobre el que pesaba una orden de busca y captura por su implicación con el alijo que transportaba el "Martere". Somoza, conocido de las fuerzas de seguridad, fue detenido en la vía rápida del Salnés, después de que fuera sometido a un discreto seguimiento una vez que desde alta mar se conoció la noticia del apresamiento y localización de la droga.

Ramiro Somoza, que trabajó con anterioridad para Sito Miñanco, estuvo vinculado al clan arosano de los "Panarros" y había sido piloto de planeadoras que transportaban droga. La Policía lo vinculó con el secuestro, en noviembre de 1993, del arousano Manuel Mouta, al que se le relacionó con actividades ilícitas.

La UDYCO también detuvo a Baltasar V. D., un cambadés que ya había sido procesado en la "Operación Nécora" y condenado a doce años de prisión y a 110 millones de multa.

También fue detenido un colombiano que actuaba como enlace entre los proveedores de mercancía y el grupo.

Trece personas han sido detenidas, entre ellas el capo gallego Ramiro Somoza, en una operación contra el narcotráfico desarrollada la madrugada del lunes en aguas próximas a las costas de Canarias, en la que se intervinieron 1.300 kilos de cocaína.

La investigación fue llevada a cabo por la Unidad de Lucha Contra la Droga y el Crimen organizado (UDYCO), a instancias del juez de Villagarcía José Antonio Vázquez Taín.

Fuentes cercanas a la investigación aseguraron que la operación todavía no ha concluido, por lo que no se descartan nuevas detenciones, que se sumarían a las trece practicadas hasta ahora, nueve correspondientes a ciudadanos venezolanos.

La operación antidroga ha permitido la detención del cabecilla, el capo Ramiro Somoza, un vecino de Cambados que se encontraba fugado de la Justicia y bajo orden de busca y captura, y que había trabajado para Sito Miñanco y otros conocidos narcotraficantes.

La UDYCO, según las mismas fuentes, había iniciado una investigación en junio al tener constancia de que Ramiro Somoza tenía intención de introducir un alijo de cocaína procedente de sudamérica a Galicia.

Tras numerosas gestiones y un seguimiento puntual, la Policía consiguió desbaratar los planes de la organización, y con el apoyo de un buque de la Armada procedió a la intervención del barco y a la detención de los nueve tripulantes que se encontraban a bordo de la embarcación, que tiene previsto llegar en unos diez días al Arsenal Militar de la capital grancanaria.

Paralelamente, la Policía detuvo en tierra a otras cuatro personas, entre ellas al presunto cerebro de la organización, Ramiro Somoza, sobre el que pesaba una orden de busca y captura por su implicación con el alijo que transportaba el "Martere". Somoza, conocido de las fuerzas de seguridad, fue detenido en la vía rápida del Salnés, después de que fuera sometido a un discreto seguimiento una vez que desde alta mar se conoció la noticia del apresamiento y localización de la droga.

Ramiro Somoza, que trabajó con anterioridad para Sito Miñanco, estuvo vinculado al clan arosano de los "Panarros" y había sido piloto de planeadoras que transportaban droga. La Policía lo vinculó con el secuestro, en noviembre de 1993, del arousano Manuel Mouta, al que se le relacionó con actividades ilícitas.

La UDYCO también detuvo a Baltasar V. D., un cambadés que ya había sido procesado en la "Operación Nécora" y condenado a doce años de prisión y a 110 millones de multa.

También fue detenido un colombiano que actuaba como enlace entre los proveedores de mercancía y el grupo.

Trece personas han sido detenidas, entre ellas el capo gallego Ramiro Somoza, en una operación contra el narcotráfico desarrollada la madrugada del lunes en aguas próximas a las costas de Canarias, en la que se intervinieron 1.300 kilos de cocaína.

La investigación fue llevada a cabo por la Unidad de Lucha Contra la Droga y el Crimen organizado (UDYCO), a instancias del juez de Villagarcía José Antonio Vázquez Taín.

Fuentes cercanas a la investigación aseguraron que la operación todavía no ha concluido, por lo que no se descartan nuevas detenciones, que se sumarían a las trece practicadas hasta ahora, nueve correspondientes a ciudadanos venezolanos.

La operación antidroga ha permitido la detención del cabecilla, el capo Ramiro Somoza, un vecino de Cambados que se encontraba fugado de la Justicia y bajo orden de busca y captura, y que había trabajado para Sito Miñanco y otros conocidos narcotraficantes.

La UDYCO, según las mismas fuentes, había iniciado una investigación en junio al tener constancia de que Ramiro Somoza tenía intención de introducir un alijo de cocaína procedente de sudamérica a Galicia.

Tras numerosas gestiones y un seguimiento puntual, la Policía consiguió desbaratar los planes de la organización, y con el apoyo de un buque de la Armada procedió a la intervención del barco y a la detención de los nueve tripulantes que se encontraban a bordo de la embarcación, que tiene previsto llegar en unos diez días al Arsenal Militar de la capital grancanaria.

Paralelamente, la Policía detuvo en tierra a otras cuatro personas, entre ellas al presunto cerebro de la organización, Ramiro Somoza, sobre el que pesaba una orden de busca y captura por su implicación con el alijo que transportaba el "Martere". Somoza, conocido de las fuerzas de seguridad, fue detenido en la vía rápida del Salnés, después de que fuera sometido a un discreto seguimiento una vez que desde alta mar se conoció la noticia del apresamiento y localización de la droga.

Ramiro Somoza, que trabajó con anterioridad para Sito Miñanco, estuvo vinculado al clan arosano de los "Panarros" y había sido piloto de planeadoras que transportaban droga. La Policía lo vinculó con el secuestro, en noviembre de 1993, del arousano Manuel Mouta, al que se le relacionó con actividades ilícitas.

La UDYCO también detuvo a Baltasar V. D., un cambadés que ya había sido procesado en la "Operación Nécora" y condenado a doce años de prisión y a 110 millones de multa.

También fue detenido un colombiano que actuaba como enlace entre los proveedores de mercancía y el grupo.