Sucesos
LO ÚLTIMO:
El Primer ministro socialdemócrata pierde la moción de censura en Parlamento sueco leer

Amenaza a un empleado de un local comercial de Las Galletas y roba 500 euros


EL DÍA, S/C de Tenerife
18/nov/03 10:24 AM
Edición impresa

Efectivos de la Guardia Civil del puesto de Playa de las Américas, en el sur de Tenerife, han detenido a un hombre de 25 años como presunto autor de un delito de robo con violencia e intimación en las personas.

Los hechos, según informó el Instituto Armado, ocurrieron el pasado 31 de octubre en un centro comercial de Las Galletas, en el término municipal de Arona.

Ese día, el ahora apresado, que responde a las iniciales P.M.A., supuestamente amenazó a un empleado del citado centro comercial con un arma blanca y le exigió que le entregara la recaudación de ese día. En total, el ladrón logró apoderarse de unos 500 euros, según denunciaron los propietarios del establecimiento.

Tras recibir la denuncia de lo ocurrido, los efectivos de la Benemérita comenzaron las investigaciones que se centraron en la localización del presunto autor del robo. Con la descripción física facilitada por los testigos del suceso, los guardias civiles, lograron identificar al supuesto delincuente, que posteriormente fue detenido y puesto a disposición de la Autoridad Judicial competente, junto con las diligencias instruidas.

Asimismo, agentes de la Guardia Civil del puesto de Santa Cruz de La Palma detuvieron el pasado domingo a dos hombres como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en las cosas y otro en grado de tentativa.

Al parecer, los arrestados, identificados como J.C.R. y J.M.L., de 35 y 23 años, forzaron la ventana de una tienda de deportes de la localidad palmera de Breña Alta y se apoderaron de diverso material deportivo y de la caja registradora del local. Todavía no se ha cuantificado el valor de los objetos ni la cantidad de dinero robados, aunque sí se ha recuperado la caja registradora y parte de la ropa sustraída. Poco después, los ahora detenidos también fracturaron la puerta de entrada de otra tienda en la misma zona, aunque en esta ocasión tuvieron que desistir de su actuación, ya que hicieron saltar la alarma del establecimiento.

Efectivos de la Guardia Civil del puesto de Playa de las Américas, en el sur de Tenerife, han detenido a un hombre de 25 años como presunto autor de un delito de robo con violencia e intimación en las personas.

Los hechos, según informó el Instituto Armado, ocurrieron el pasado 31 de octubre en un centro comercial de Las Galletas, en el término municipal de Arona.

Ese día, el ahora apresado, que responde a las iniciales P.M.A., supuestamente amenazó a un empleado del citado centro comercial con un arma blanca y le exigió que le entregara la recaudación de ese día. En total, el ladrón logró apoderarse de unos 500 euros, según denunciaron los propietarios del establecimiento.

Tras recibir la denuncia de lo ocurrido, los efectivos de la Benemérita comenzaron las investigaciones que se centraron en la localización del presunto autor del robo. Con la descripción física facilitada por los testigos del suceso, los guardias civiles, lograron identificar al supuesto delincuente, que posteriormente fue detenido y puesto a disposición de la Autoridad Judicial competente, junto con las diligencias instruidas.

Dos arrestados en La Palma

Asimismo, agentes de la Guardia Civil del puesto de Santa Cruz de La Palma detuvieron el pasado domingo a dos hombres como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en las cosas y otro en grado de tentativa.

Al parecer, los arrestados, identificados como J.C.R. y J.M.L., de 35 y 23 años, forzaron la ventana de una tienda de deportes de la localidad palmera de Breña Alta y se apoderaron de diverso material deportivo y de la caja registradora del local. Todavía no se ha cuantificado el valor de los objetos ni la cantidad de dinero robados, aunque sí se ha recuperado la caja registradora y parte de la ropa sustraída. Poco después, los ahora detenidos también fracturaron la puerta de entrada de otra tienda en la misma zona, aunque en esta ocasión tuvieron que desistir de su actuación, ya que hicieron saltar la alarma del establecimiento.