Dinero y Trabajo

Las tesis isleñas para elevar las ayudas al consumo vía REA no convencen a la UE

La Comisión Europea ha remitido una carta al Gobierno canario en la que expone los motivos por los que no aceptará "todos los elementos" del informe elaborado por Economía para introducir mejoras. Se baraja que el próximo día 27 ambas partes se sienten para decidir cómo será el nuevo método de cálculo.
EL DÍA/ACN, Tfe./Bruselas
20/nov/03 16:02 PM
Edición impresa

La Comisión europea considera que los "argumentos que utiliza" el informe presentado por el Gobierno canario -elaborado por por el Centro de Estudios Económicos Tomillo- para definir la fijación de las ayudas mínimas del Régimen Específico de Abastecimiento (REA) "van demasiado lejos", ya que, de entrada, "incluye productos industriales y no únicamente agrícolas", que es sobre los que estaba previsto negociar un aumento de estas ayudas, que tienen por objeto final que el consumidor canario esté en pie de igualdad con el continental.

Los umbrales de ayudas mínimas de los productos importados bajo el REA deben negociarse antes de fin de año. De ahí que se baraje que lo antes posible -con mucha probabilidad el 27 de noviembre- se reúnan en la capital comunitaria negociadores de los ejecutivos comunitario y canario para abordar los motivos exactos del rechazo de este informe como base para fijar los mismos. La Comisión no aclara en su carta qué datos tendrá en cuenta a la hora de fijar las nuevas ayudas mínimas a los productos importados bajo el REA -que se revisan cada año- ni si el sistema se mantendrá en vigor con carácter indefinido, como demanda Canarias.

Fuentes comunitarias señalaron ayer que, entre otras cuestiones, la Comisión no comparte la metodología utilizada en el informe Tomillo para calcular los "sobrecostes" en la importación de productos destinados al consumo directo y a la transformación que se derivarían de la condición de región ultraperiférica (RUP) de Canarias, y entre los cuales se encuentra, particularmente el "transporte". Las mismas fuentes apuntaron que existe "cansancio" en los servicios comunitarios ante la petición "cada año de Canarias de aumentar esta ayuda mínima", que en esta ocasión se dirige particularmente a un incremento en los productos lácteos, frutas en conserva y cereales.

El actual nivel de ayudas REA fue autorizado a comienzos de 2003 por un periodo de un año debido a que la propuesta de Bruselas, según Canarias, no reflejaba todos los costes derivados de la ultraperificidad en las ayudas mínimas que concede a los productos importados bajo este sistema.

Precisamente ayer, tanto los importadores como los industriales canarios coinciden en señalar, a preguntas de EL DÍA , que las ayudas del REA repercuten de manera incuestionable en el consumidor final.

El presidente de la Asociación de Empresarios y Distribuidores de Productos de Consumo de la provincia tinerfeña (Adican), Francisco Gómez, precisó que, al estar en un mercado libre, el grado de repercusión viene marcado por lo que permita la competencia. Pero dejó claro que para el consumidor final eliminar el REA supondría un perjuicio importante, ya que se traduciría en un alza de precios. Eso sí, propuso que los fondos del REA se canalicen de otra forma, aplicándolo a través de la vía fiscal en lugar de la importación. Para ello, planteó que se descuente de la aplicación del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), para que se haga extensivo a todos los trabajadores.

Importadores e industriales

Por su parte, el vicepresidente regional de Asinca, Benicio Alonso, insistió en que la aplicación del REA está sujeta a controles, lo que garantiza que repercute en los usuarios. Asimismo, apuntó que, en el caso de que haya productos en los que no se detecte esa repercusión, se realicen las inspecciones oportunas para resolver las posibles deficiencias que pudiesen existir. No obstante, aclaró que no existe ningún tipo de problemas con los productos industriales.

Benicio Alonso reivindicó la necesidad de que se mantenga el REA en las mismas condiciones que ahora, ya que, puntualizó, a nivel industrial es necesario mantener un diferencial con el continente si se quiere asegurar la pervivencia de dicho sector.

Este periódico intentó ayer, sin resultados, recabar la opinión de los responsables de la negociación sobre el REA con Bruselas por parte del Ejecutivo autónomo.