Actualidad

Nueva masacre en Turquía

Veintisiete personas, entre ellas el cónsul general del Reino Unido, fueron asesinadas ayer en dos atentados suicidas en la ciudad de Estambul. El nuevo ataque fue reivindicado por Al Qaeda.
EFE, Estambul
21/nov/03 14:14 PM
Edición impresa

Al menos 27 personas murieron y más de 450 fueron heridas en la segunda ola de atentados en menos de una semana en Estambul, en lo que Ankara considera una campaña terrorista organizada que esta vez tuvo como blanco intereses británicos.

El cónsul general del Reino Unido, Roger Short, figura entres las víctimas de la explosión registrada a escasos metros de la sede diplomática, situada en el barrio de Beyoglu, según confirmaron fuentes del consulado.

Dos guardias del la legación diplomática resultaron muertos en el atentado, que tuvo lugar cuando una furgoneta de color rojo, al pa-recer conducida por un suicida, hi-zo explosión cuando Short entraba en el edificio.

Otras dos explosiones tuvieron como blanco una sucursal de la entidad bancaria de capital británico HSBC en el concurrido barrio comercial de Lavant, que quedó totalmente destrozada.

El gobernador de Estambul, Muammer Guler, afirmó que identificó a quince de las víctimas mortales de los dos ataques, todas ellas ciudadanos turcos.

Sin embargo, el número de muertos podría ser mayor debido a la gravedad de las heridas de los afectados, de los cuales doce estaban siendo sometidos a operaciones quirúrgicas a primera hora de la noche.

Las fuerzas de seguridad turcas declararon el máximo estado de alerta en las principales ciudades de este país, donde se desplegaron cientos de agentes de policía para proteger representaciones diplomáticas extranjeras y entidades bancarias.

Todas las sedes del HSBC en Turquía cerraron sus puertas, al igual que muchas instituciones ex-tranjeras, entre ellas el Instituto de Enseñanza Secundaria estadounidense, el Centro Cultural Británico y una escuela alemana.

El Consulado de EEUU en Es-tambul fue clausurado al publico en previsión de nuevos ataques, mientras que los trabajadores de instituciones norteamericanas en la ciudad de Izmir, la tercera del país, fueron enviados a sus casas.

El Gobierno de Ankara considera que su país se enfrenta "a una campaña terrorista organizada", se-gún su ministro de Exteriores Ab-dula Gul, después de que Estam-bul, la segunda ciudad del país, su-friera varios atentados en los últimos cinco días.

"No importa que los objetivos fuesen sinagogas, el Consulado británico o el HSBC.Los ataques tuvieron lugar en Turquía y su blanco es este país", agregó Gul a su llegada esta tarde a Turquía procedente de Estocolmo.

Importantes similitudes

El Frente de Combatientes Islámicos del Gran Oriente, en una llamada a la agencia semioficial Anatolia, se responsabilizó de las explosiones "en nombre del FCIGO y de Al-Qaeda".

El mismo grupo había reivindicado los atentados perpetrados el pasado domingo contra dos sinagogas de Estambul, pero entonces las autoridades no dieron credibilidad a la llamada.

Según las autoridades, el FCIGO -una organización activa en los años 90- está prácticamente diezmada al tener a casi todos sus líderes y activistas encarcelados y es improbable que sean capaces de perpetrar atentados de cierta im-portancia.

De acuerdo con las fuentes, es más verosímil que los atentados lleven la firma de Al-Qaida.

"Existen similitudes entre estos ataque y los del domingo", afirmó el portavoz del Gobierno turco y ministro de Justicia, Cemil Cicek.