Dinero y Trabajo
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Policía detiene en Zaragoza al 'Rey del Cachopo' leer

Las Islas consolidan en Tenerife su unión para acabar con la entrada de plagas

Una mesa permanente de trabajo entre los siete cabildos insulares y las asociaciones agrarias hará un seguimiento y control de la situación, para evaluar la misma de manera periódica. También se elaborará un documento que será dirigido al presidente del Ejecutivo canario y al delegado del Gobierno.
EL DÍA, S/C de Tenerife
21/nov/03 16:02 PM
Edición impresa

Representantes de los siete cabildos insulares, administración nacional y regional y las asociaciones agrarias debatieron ayer, en el Salón Noble del Cabildo de Tenerife, sobre la problemática de la entrada ilegal de frutas en las Islas y sus consecuencias en el campo canario.

El promotor de esta iniciativa, que es el presidente del Cabildo de El Hierro, Tomás Padrón, aseguró en rueda de prensa que el debate ha sido "intenso y profundo, pero en esta segunda reunión que celebramos no hemos tenido la varita mágica para resolver este problema tan complejo".

Eso sí, destacó que se ha avanzado en la creación de una mesa permanente de trabajo entre los siete cabildos insulares y las asociaciones agrarias "para hacer un seguimiento y control de la situación e ir evaluando la situación de manera periódica". Esta mesa permanente elaborará un documento que será dirigido al presidente del Gobierno de Canarias y al Delegado del Gobierno en la Comunidad autónoma.

Entrada por los puertos

Padrón Hernández recordó que la entrada de estos productos ilegales suele hacerse principalmente por los puertos de Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas, que tienen una competencia directa a través del Estado, por medio de sus jefes de aduanas, que "tienen una interpretación diferente de la Ley, si se trata en Tenerife o en Gran Canaria. En base a ello, en la reunión se ha consensuado un escrito dirigido por todas las asociaciones agrarias de las Islas al ministro de Hacienda, en la que solicitan el cese del jefe de aduanas del puerto de Las Palmas, por su interpretación no adecuada de la Ley".

Los funcionarios representantes de la Comunidad autónoma y de la Administración del Estado presentes en esta reunión no suscribieron dicho cese, al no tener capacidad política para tomar ese acuerdo.

El titular del Cabildo herreño, que aseguró que las partes pretenden "seguir avanzando en este terreno", destacó que "estamos convencidos de que también es necesaria la constitución de una agencia de seguridad alimentaria en Canarias. Es fundamental que en aquellas competencias que tenga la Comunidad autónoma, tanto en la Consejería de Comercio, Sanidad y Agricultura, se aúnen los esfuerzos, coordinando todas las competencias para hacer un seguimiento, control e inspección de estas mercancías ilegales".

Tomás Padrón también hizo hincapié en que esta competencia desleal "está destruyendo muchísimos puestos de trabajo en el campo canario y, de alguna manera, tenemos que defendernos".