Vivir

Julios acusa al Ministerio de Sanidad de provocar "tensiones" financieras

La consejera de Sanidad y Consumo, María del Mar Julios, critica la decisión del departamento central de dispensar gratis la bomba de insulina a partir de enero, porque la medida "no fue tomada en el seno del Consejo Interterritorial, ni anunciada", por lo que exige "corresponsabilidad" en su financiación.
GLADYS PAGÉS, Tenerife
21/nov/03 22:52 PM
Edición impresa

La Consejería de Sanidad pedirá al Gobierno Central "corresponsabilidad " en la financiación de la bomba de infusión continua de insulina para los enfermos de diabetes, una nueva prestación del sistema sanitario público a partir del 1 de enero que, según informó a EL DÍA la titular del departamento regional, María del Mar Julios, no fue consensuada en el seno del Consejo Interterritorial de Salud y puede provocar "tensiones" y "déficit" financieros.

Aunque la Consejería evalúa en la actualidad los gastos asociados a esta nueva prestación, Julios demandó al Ministerio la inversión de "más recursos" en la sanidad pública "si quiere ser más ambicioso y dar mejores servicios", lo que justificó en que "España es uno de los países europeos desarrollados que menos invierte en sanidad del Producto Interior Bruto".

Criticó que la decisión del Ministerio de incluir la bomba de infusión continua de insulina en su cartera de servicios se haya efectuado sin una negociación previa y "sin ningún compromiso", porque el Estado "sigue manteniendo la capacidad de legislar y de introducir nuevas prestaciones", pese a que la financiación "no va creciendo", por lo que demandó "lealtad institucional" para que no se repitan este tipo de situaciones.

A juicio de la consejera, "si Canarias hace un esfuerzo para poner sus presupuestos al gasto real y a medio año se introduce por el Estado una prestación nueva, que no viene financiada cuando se incorpora, lo que se consigue es crear tensiones y déficit en la financiación de todas las comunidades autónomas".

De ahí que reclamara que cualquier nuevo servicio se introduzca "debidamente financiado, tal y como dice la Ley de Cohesión del sistema sanitario, a nivel del Con-sejo de Política Fiscal y Eco-nómica del Estado".

Aclaró que "lo que no se puede hacer es quitar recursos de una prestación que se oferta a la población para introducir otra", y que si el Gobierno central "quiere avanzar más" tendrá que haber "una corresponsabilidad económica".

La ministra de Sanidad, Ana Pastor, anunció la gratuidad de la bomba de infusión de insulina hace una semana, coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Diabetes, así como que todos los centros de salud ofrecerán programas de atención a estos enfermos.